Compartir

No es un vehículo de calle. Es un coche carreras cliente de Porsche que se ofrece a todos aquellos equipos que quieran correr el campeonato de GT con garantías. Desde 1998 se han fabricado 2.395 unidades de este tipo de vehículos, que han sido vendidos a diferentes equipos, lo que da una idea del volumen de negocio que Porsche tiene en la competición. Este nuevo GT3 se apoya en la séptima generación del Porsche 911, justo lógicamente la que se está vendiendo en la actualidad.

Este nuevo vehículo se anima mediante el motor de 3,8 litros que genera 460 CV a 7.500 rpm, subiendo con relación a su predecesor 10 CV. Llega una caja de cambios de 6 relaciones operada mediante levas en el volante, lo que es la primera vez que sucede  Se han mejorado los frenos, y utiliza unas nuevas llantas de una sola pieza desatolladas por el departamento de competición de la marca. Según sus pilotos probadores, se ha conseguido construir un vehículo más ágil gracias a las sofisticadas suspensiones del 911 de calle. Por 181.200 euros podremos hacernos con uno de ellos. Se monta sorprendentemente en las mismas cadenas que los modelos de calle.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here