Compartir

Para acabar el año con ambiciones, nada mejor que el coche más colosal y encima con una espectacular versión especial que aumenta aún más su natural exclusividad. 
No es algo extraño que un artista colabore en el diseño de
un coche en concreto, dando su particular visión. El artista francés Bernar Venet
ha colaborado en esta ocasión con Bugatti con una fuente de inspiración muy
apropiada. Se basa en ecuaciones de los ingenieros de Bugatti, plasmándolas en
la carrocería, desde la punta del morro al parabrisas, y a lo largo de las
puertas.
La carrocería está pintada en naranja y negro mate. La capa
naranja que aparece homogénea al principio se va difuminando, haciendo que
aparezcan las ecuaciones, hasta acabar en una capa de negro mate, empezando en
la punta del morro y terminando en la parte posterior de las puertas, reflejando todo el poder del motor.
Incluso las magnificas llantas de 20 pulgadas tienen un
toque de naranja en combinación con el plateado.Este efecto difuminado también se aprecia en el interior de las puertas.Todo el habitáculo va forrado en piel marrón,  con el salpicadero también en un tono a juego.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here