Compartir

El Rolls Royce Phantom se lanzó en 2003 y ha sido optimizado y mejorado bajo la supervisión de BMW,  en todos los aspectos.
Calidad de materiales, comportamiento ágil y sorprendente para su envergadura, sistemas de comunicaciones, cámaras
para el control de maniobras,  sistemas
de control dinámico del comportamiento, como ESP, controles de tracción o supervisor de las frenadas, le convierten, al margen de en una joya cuidada y
refinada, en un vehículo muy avanzado tecnológicamente hablando.
Su enorme motor, el V12 de 6,75 litros de inyección directa
de gasolina con 720 Nm de par máximo y 460 CV de potencia, sólo aspirado,
busca la elasticidad y proporcionar la mayor potencia en baja posible, uno de
los aspectos más valorados por sus clientes de la marca.
Ahora se lanza el Phantom Serie II para el que se han
remodelado los paragolpes, se han añadido la tecnología led en muchos de sus
sistemas de iluminación y también en los faros principales, y se ha mejorado la eficiencia de su motor,
disminuyendo en un diez por ciento su nivel de emisiones, pasando de 385 a 347
gramos de CO2 por kilómetro. Utiliza también una nueva caja de cambios
automática de 8 relaciones, y dispone, como pantalla principal de información, de un dysplay  de 8,8 pulgadas que actúa
como centro de control de 8,8 pulgadas.  

 Si todo parece sublime en este vehículo, si habláramos de la precisión con que se fabrica, nos quedaríamos con lo exquisito del ensamblaje del monocasco, soldado a mano por verdaderos artesanos. Sus cinco capas de pintura y el recubrimiento final de barniz transparente, pasan a convertirse en siete si elegimos una acabado con dos tonos. El comprador puede tambien decidirse por cualquier color que desee, o incluso inventarse uno. Los técnicos de la marca darán con la tonalidad adecuada. Para la madera, se emplean los últimos avances desarrollados para la industria naval, consiguiendo los mejores acabados y la máxima duración,  mientras que la piel se elije de aquellas reses que pastan en fincas seleccionadas, en los que están protegidas de heridas que estropee con cicatrices el perfecto acabado final. Las fotos de una versión coupé acabada en blanco nos dan una idea del poderío y refinamiento del impactante aspecto del Rolls Royce gama 2013.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here