Compartir
Con esta extraña denominación, que enfatiza la unión del
estilo de este nuevo modelo con la marca del caballo rampante, Ferrari
revolucionó prácticamente Ginebra, oscureciendo otras novedades y despoblando
por un tiempo los stands dela competencia.
Se trata de un coche que seguramente no veremos nunca por la
carretera o la ciudad. Sólo se van a fabricar 499, una tirada alta, pero que
impedirá que el vehículo salga del circulo de los coleccionistas
multimillonarios.
Técnicamente utiliza un sistema de propulsión híbrido con tecnología
denominada HY-Kers, lo que le permite emitir 330 gramos de CO2 por kilómetro,
lo único que preocupa, más que su traducción a consumos.
No se han dejado de lado las prestaciones. Un motor V12 de
6.262 cm3 y 800 CV servirá para que no nos olvidemos que Ferrari es sobre todo
prestación pura. De 0 a 100 km en 3 segundos, o llegar a los 200 km/h en menos
de 7 segundos nos da una idea de su potencial.
Utiliza dos motores eléctricos desarrollados por Magnetti
Marelli. Uno alimenta las ruedas motrices, lógicamente las posteriores,
mientras que el otro traslada par a las delanteras.
Su estilo es espectacular. Lo dicen las fotos. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here