Compartir
Si, es una versión especial del Rolls Royce Phantom, que toma el nombre para rendir homenaje al circuito de Goodwood. Aunque parezca mentira, no fueron los responsables de la marca los que alentaron esta idea.
Fue el gerente de la marca en Dubai el que pensó rendir homenaje a este circuito y que mejor forma de hacerlo que dándole el nombre a una aún más exclusiva versión del Phantom.
Además de las placas conmemorativas, presenta elementos de la carrocería como el capó pintados en negro mate, combinados con detallas interiores de fibra de carbono, que sustituye a la clásica madera. Las llantas son también especiales. Pero el Phantom Bespoke Chicane no deja de lado su especial interior realizado a mano reflejando detalles muy deportivos, ya que no en balde su fuente de inspiración ha sido el famoso circuito de Goodwood.

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here