Compartir
Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé Waterspeed. esta es una denominación especial, para un vehículo muy especial. La marca inglesa ha presentado esta colección tan llamativa en los lagos italianos, en conmemoración de récord de velocidad que Sir Malcolm Campbell estableció en 1937 sobre la embarcación Bluebird K3 con motor Rolls-Royce, alcanzando los 208,41 km/h.
Esta serie especial está compuesta por 35 unidades del Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé diseñados en exclusiva para esta ocasión.
Este modelo llama especialmente la atención gracias a su color Maggiore Blue, que combina a la perfección con el acero pulido. Esta pintura creada para esta versión especial se aplica en nueve capas y luego es lijada a mano antes de aplicarle una capa de laca en polvo para ofrecer un acabado perfecto.
Como no podía ser de otra manera, los materiales usados son de altísima calidad, como las incrustaciones de madera Abachi elaboradas artesanalmente. El interior está recubierto de piel de color Windchill Grey en la que se ha grabado a laser el motivo del Bluebird de Campbell. En definitiva, la marca sube con esta edición especial otro escalón en lo que se refiere a la utilización de elementos nobles en la fabricación de sus automóviles.

 

Utiliza el motor del Phantom Drophead Coupé, un potentísimo propulsor V12 de 453 CV y 720 Nm de par motor.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here