Compartir

El Skoda Element es la nueva creación de los estudiantes de la Escuela Vocacional Skoda. Ya es el cuarto año consecutivo que estos chavales de entre 17 y 18 años diseñan y fabrican un modelo único.

Este año se han decantado por un buggy eléctrico basado en el Citigo. Se trata de un modelo biplaza sin puertas ni techo, animado por un motor eléctrico de 82 CV.

El proyecto comenzó en otoño de 2016, cuando se realizaron los primeros bocetos y en enero de este año se pusieron manos a la obra. El grupo de 17 chicos y 4 chicas han trabajado un total de 1.500 horas en el proyecto, quitando el techo y el lateral, diseñando además una nueva tapa para el maletero.

La marca checa da mucha importancia a este tipo de proyectos, fomentando la formación y búsqueda de nuevos talentos. La escuela se fundó en 2013, y cada vez más mujeres muestran interés en un campo dominado tradicionalmente por los hombres. En esta ocasión el número de mujeres asciende al 12,4% de los estudiantes totales.

Este año el Skoda Element ha sido dedicado a uno de los estudiantes, Petr Stanislav, participante en el proyecto de 2015, y que tuvo un accidente de moto que le dejó en silla de ruedas. Petr sin embargo siguió estudiando y terminó su formación gracias también a Skoda, que ha invertido dinero en acondicionar accesos para sillas de ruedas en las instalaciones, abriendo así las puertas a futuros estudiantes con movilidad reducida.

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here