Compartir

Subaru se ha puesto a la tarea de renovar su modelo estrella, el compacto XV que recibe en todo el mundo un importante número de pedidos. En España ya ha vendido algo más de 3.200 unidades y con esta nueva generación se prepara para amplias estas cifras.

La marca lleva ya dos años superando el millón de unidades vendidas en todo el mundo, alcanzando un total de 17 millones de motores bóxer producidas y más de 16 millones de sistemas de tracción integral, dos de los elementos fundamentales e imprescindibles en el genoma de la marca japonesa.

La marca mantiene una tendencia al alza en España, pasando de las 1.198 unidades matriculadas en 2013, a las 2.200 con las que se espera finalizar 2017. Hasta finales de noviembre la cifra alcanza los 2.015 coches, 776 XV, 637 Forester y 487 Legacy;  seguidos por Levorg, Impreza y BRZ.

Completamente remozado

El XV, en vez de recibir un lavado de cara, ha sido completamente renovado desde sus cimientos. Estrena la nueva plataforma global de la marca, estudiada para que sirva desde un Levorg, a este compacto XV. Se ha aumentado la rigidez total desde un 70 a un 100 por cien, dependiendo del sentido de la torsión y se ha aligerado al mismo tiempo. El nuevo Subaru XV pesa aproximadamente lo mismo que la anterior generación y todo eso a pesar de llevar siempre cambio automático y un mayor número de elementos de seguridad.

Exteriormente mantiene un aire similar, pero si nos fijamos en detalle, los cambios son importantes. Mide 4.465 mm de longitud, 15 mm más que antes, tiene 20 mm más de anchura, llegando a los 1.800 mm y mantiene su cota de altura en los 1.615 mm.

Un cambio notable en las dimensiones ha sido el aumento en 30 mm de la distancia entre ejes, ahora de 2.665, con lo que se ha mejorado ligeramente la habitabilidad, sobre todo en el espacio para las piernas de las plazas posteriores. Las vías también son ligeramente más anchas. 25 mm en el eje delantero y 30 mm en el posterior. Su maletero tiene una capacidad de 385 litros, que pueden ampliarse hasta los 835 eliminando las plazas posteriores.

Sui interior responde a un nuevo concepto, más moderno y bastante descargado de botones u nos distraigan situando ahora los controles en la pantalla central. Por cierto, uno de los aspectos más destacados en este nueva entrega del Subaru XV es la presencia del sistema EyeSight que añade controles de seguridad básicos para la conducción, como la frenada anticolisión, el control de crucero adaptativo y el sistema de aviso y mantenimiento de carril.

El nuevo Subaru XV utiliza dos motorizaciones profundamente renovadas también. El motor básico, y que según la marca debe registrar el mayor número de pedidos por su excelente relación precio-prestación-equipamiento, es un 1,6 litros de 114 CV que se ofrece con tres niveles de acabado: Sport, Sport Plus y Executive. El otro motor es un dos litros con 154 CV  y dos acabados Sport Plus y Executive Plus.

Siempre cambio automático y tracción total

Si la gama, que como hemos dicho está compuesta por dos motores y dos niveles de equipamiento, sí descartamos las versiones Plus, el resto de la oferta técnica es limitad. Siempre se ofrecen con un cambio automático CVT y con el sistema de tracción integral de la marca que en situaciones de adherencia buena y bien repartida trabaja al 60 por ciento delante y el 40 atrás, en caso de perder estas cualidades se distribuye de formas equitativa en ambos trenes, es decir, 50-50.

Además, para mejorar la tracción incluye el sistema X-Mode que dispone del descenso de pendientes y activa el frenado de las ruedas que patinan para así no perder tracción en situaciones de firma muy deslizante. Para mejorar el comportamiento en curva el Subaru XV incluye el ATV que frena de forma selectiva las ruedas interiores y disminuye el par motor que les llega, con lo que ayuda a trazar de forma más segura.

El Subaru XV nos ha traslado las mejores sensaciones. Es cierto que hemos probado únicamente el motor de dos litros, pero salvo el consumo, que debido a la tracción integral no hemos conseguido rebajar de los 7,7 litros, se ha mostrado especialmente suave y equilibrado. Es confortable, eficaz en asfalto y ciertamente sorprendente en pista, ya sea con firma liso o con notables dificultades. El Subaru XV es quizás en SUV más eficiente fuera del asfalto de su segmento. Su interior también nos ha comnvencido. Nos llega un ruido muy filtrado, los asientos son cómodos y en el acabado Executive Plus el salpicadero esta recubierto de plástico de mucha calidad, que imita incluso la piel. Los asientos son muy comodos y en general se respira en su interior una atmósfera muy cuidada.

Como hemos visto la nueva gama XV 2018 no incluye motorizaciones Diesel. En la actualidad estos motores pesaban el 20 por ciento y en un futuro, calculando una disminución en la demanda y la diferencia de precio, se ha considerado que dirigir los pasos de los compradores hacia motores de gasolina, no va a representar una disminución de la demanda. De todas formas, hasta mediados de 2018 se va a seguir ofreciendo la versión anterior con este tipo de motores alimentados por Gasóleo. Hay que destacar, para finalizar, la excelente relación entre lo que proporciona el Subaru XV y el precio de salida, ya que no debemos olvidad que siempre llevará de serie el cambio automático, tracción integral, el EyeSight y el X-Mode como elementos técnicos de seguridad más destacables, aparte de un completo sistema de comunicaciones e infoentretenimiento para las dos plataformas Android o Apple, con pantalla de 6,3 pulgadas.

 

Precios:

 

1.6i CVT Sport                 23.300 euros

1.6 CVT Sport Plus           25.600 euros

1.6i CVT Executive           24.900 euros

2.0 CVT Sport Plus           27.900 euros

2.0 CVT Executive Plus     29.900 euros

Todos estos precios tienen un descuento de 1.700 euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here