Compartir

Nissan ha descubierto petróleo con el Qashqai. Todos temíamos que con el tiempo y la llegada de la competencia, los privilegios comerciales de este brillante SUV decayeran. Sin embargo, de momento mantiene una posición muy sólida.

La llegada de los Seat Ateca, Skoda Karoq, Ford Kuga renovado o los representantes de Opel y Peugeot, no ha debilitado de ningún modo la trayectoria comercial del Nissan. Este detalle hay que atribuírselo primero a la excelente definición del producto, con un prestigio en su segmento ganado a base de calidad. Pero también la agilidad industrial de Nissan, modificando aquellos aspectos del vehículo – diseño, dotación, etc – para mantenerlo siempre fresco y actualizado, le han permitido seguir mostrándose imbatible, escalando hasta la quinta posición de las ventas absolutas de 2017, con 28.752 unidades, superando por mucho a Tucson, Ateca y Tiguan, que se han colocado justo después del Nissan.

La versión probada iba movida por el motor de gasolina de 1,6 litros que proporciona 163 CV. Hay que tenerlo muy claro para decidirnos por ella. Nos mueve muy bien, pero no se puede catalogar de motor demasiado eficiente, ya que el consumo será difícil de que baje de los 8 litros en cuanto nos movamos por ciudad. Es para aquellos que no hagan muchos kilómetros al año. 10.000 mil o así. Sin embargo tiene un buen comportamiento y si lo tratamos con energía, nos proporciona unas muy buenas prestaciones. Salvo por el consumo, estamos ante un buen motor.

El último cambio de fisonomía le ha sentado muy bien, pero sobre todo debemos fijarnos en el interior, que nos parece muy bien desarrollado a todos los niveles. Buenos asientos, que incluso con la piel y su tapizado exclusivo nos proporcionan elevada comodidad y nos recogen muy bien. Quizás la banqueta trasera sea excesivamente plana, pero tampoco resulta muy criticable. La incorporación de nuevos elementos de comunicaciones, también ha representado un notable avance, aunque la pantalla está pidiendo a gritos algo más de tamaño.

Con un motor más que correcto y un cambio manual de 6 relaciones, el bastidor viene en nuestra ayuda, redondeando el producto. Se sujeta bien, frena mejor y en terreno virado muestra una enorme agilidad. No es su terreno ciertamente, pero no desmerece. Sin embargo cuando nos movemos por autopista o autovía  a buen ritmo es en donde nos proporciona sus mejores bazas, convirtiéndose en un vehículo bastante dotado para largos desplazamientos.

Esta nueva generación del Qashqai, fruto de la marca actividad industrial de la marca, es normal que mantenga al vehículo al frente de las listas de ventas, ya que se muestra especialmente brillante en comportamiento, tiene un diseño moderno y una excelente relación precio dotación.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.618 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 163 CV a 5.600 rpm

Par máximo: 240 Nm a 2.000 rpm

Cambio: Manual de 6 relaciones

Neumáticos: 225/45 R 19

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.445 kg

Depósito de combustible: 55 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.394/1.806/1.590  mm

Vía delantera/trasera: 1.565/1.560 mm

Distancia entre ejes: 2.646 mm

Capacidad del maletero: 430 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 200 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,9 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 7,4/4,8/5,8 l/100 km

Emisiones: 134 gr CO2/km

PRECIO: 32.000  euros

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here