Compartir

Después de algún tiempo fuera de nuestro país, el importador de Subaru ha pensado que esta nueva generación del Impreza, la quinta concretamente, ofrece los argumentos técnicos necesarios para justificar esa vuelta después de más de cuatro años.

Una marca tan especial como Subaru, mantiene en España una reconocida fama de ofrecer coches especiales seguros, fiables y bien presentados. Sin embargo, una berlina como el Impreza, que ha estado presente en nuestro país en varias de sus generaciones anteriores, no ha justificado quizás,  en la anterior edición por lo menos, los esfuerzos necesarios de organización técnica y comercial de marca, para distribuir un número de vehículos limitado ya que la competencia en su segmento es enorme.

Ahora el Impreza se presenta como un vehículo competitivo frente a sus rivales, y además completa una interesante gama compuesta por SUV como el XV, el Forester y el Outback, o turismos como este Impreza, Levorg, Legacy o el deportivo biplaza BRZ. Basamos su competitividad en su precio final, situado en los 20.400 euros para la versión Sport y en 23.200 euros para el Executive, a los que solo se puede añadir la pintura metalizada por 550 euros suplementarios.

Un casi compacto, tecnológico y seguro

Con sus 4,46 m de longitud en esta versión única de 5 puertas, presenta un tamaño más bien generoso, lo que define una excelente habitabilidad interior, sobre todo en las plazas posteriores. Su maletero puede ir desde los 385 hasta los 310 litros en función de que llevemos rueda normal de repuesto, rueda de emergencia o kit antipinchazos.

El interior está repleto de detalles interesantes, buenos acabados y un puesto de conducción excelente, destacando sobre todo los asientos, muy cómodos con una sujeción lateral de primer nivel. Tiene diferencias de detalle entre los dos acabados, para primar en uno la deportividad y en otro la elegancia.

Muy completo técnicamente hablando

Técnicamente es difícil encontrar en su segmento un vehículo de su nivel de precio por lo que ofrece. Es cierto que su motor es algo escaso, ya que únicamente está disponible con un 1,6 litros de 114 CV alimentado por gasolina, por supuesto bóxer de cuatro cilindros. A este propulsor, añade siempre un cambio automático CVT, con 6 etapas prefijadas y la tracción integral, lo que desde aspectos puramente mecánicos puede decirse que presenta un conjunto imbatible.

Además a esta seguridad añadida de la tracción integral, une el paquete EyeSight, que incluye frenos anticolisión, control, de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, salida de aparcamiento en batería, control de acelerador, aviso de avance del coche que nos precede o aviso de deslizamiento. Todo esto va de serie, lo que redunda aún  más en su competitividad económica.

Buen comportamiento y suavidad de marcha

Puestos en carretera, el nivel de seguridad que nos presenta de serie, se confirma en movimiento. El Impreza tiene un excelente aplomo, sigue directa y eficazmente los mandatos del volante y no presenta un balanceo acusado, lo que redunda además en confort de marcha. No tenemos mucha potencia disponible, el Impreza pesa 1.358 kg en la versión Sport y 1.376 en el Executive. No es mucho, ya que se han conseguido ahorros con la nueva plataforma global que ha estrenado a nivel global, pero sí limita sus prestaciones, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos, lo que no son unas cifras brillantes. Los consumos se sitúan en los 6,2 para el Sport y 6,4 para el Executive. En este sentido, la tracción integral se vuelve en su contra por que limita la prestación y aumenta los consumos.

Los principales valores del nuevo Impreza hay que buscarlos en su presentación general, en su espacio interior y en la generosidad de sistemas de seguridad de última generación. Todos estos detalles se unen  al cambio CVT, que se ha mejorado aunque no completamente por los niveles de par del motor de 1,6 litros, pero que al fin y al  cabo tiene la comodidad de cualquier cambio automático.

También ayuda la presencia de la tracción integral, y por último el generoso nivel de dotación. Todo ello contribuye a conseguir  un conjunto que le permite hacer una marcada competencia desde todos estos aspectos a cualquier rival de su nivel de precio, considerando además que la imagen de la marca deben sumar de forma notable en este aspecto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here