Compartir

La proliferación de utilitarios deportivos es cada vez menor. Algunas marcas parece que tienen reparos a ofrecer modelos de estas características por la fama totalmente infundada de ser coches menos seguros. Suzuki ha desarrollado la versión Suzuki Swift Sport sobre la última generación del utilitario Suzuki Swift para demostrar que se pueden combinar prestaciones, confort y mucha seguridad.

Es cierto que muchas marcas cargan las tintas sobre la potencia en estos pequeños vehículos, elevando la potencia hasta el entorno de los 200 CV, pero la realidad es que existe una sub-categoría, en la que por cierto  no están todos, que se queda en una cifra más convencional y modesta de 140 CV, apostando por la moderación, lo que trae consigo un menor precio, suficiente deportividad para darnos por satisfechos, y sobre todo un nivel de confort compatible con cualquier tipología del conductor.

En este sentido Suzuki ha desarrollado la nueva versión Suzuki Swift Sport, que pretende actuar de locomotora de imagen del modelo para sus versiones inferiores, pero que busca ocupar un buen puesto en el ranking de ventas, con las 400 unidades que se anuncia esperan vender a lo largo de un año completo. Tiene la misma longitud que las generación anterior: 3.890 mm, pero es 4 cm más ancho y 2 cm más bajo, aumentando también  la batalla de 2.430 a 2.450 mm. Es además más ligero. Hasta 80 kg menos que el anterior Suzuki Swift Sport.

Suzuki Swift Sport: Deportividad, pero sin estridencias

Los cambios sobre la versión convencional son apreciables pero discretos. Algún que otro color exclusivo, como el nuevo amarillo. Destacan las nuevas llantas especiales, la doble salida de escape cromada y el alerón posterior. Dentro, más de lo mismo, discreción pero con unos excelentes asientos y alguno que otro detalle deportivo, compatible sin ningún reparo con usuarios más maduros que buscan sin embargo la máxima seguridad.

La dotación es muy completa, destacando elementos como el sistema de mantenimiento de carril, detección de distancia de seguridad, que actúa cuando nos acercamos muy rápidamente al coche que nos precede, avisa o frena directamente. También dispone de asistente de luces de largo alcance, control velocidad adaptativo y los elementos más convencionales, como la señal luminosa en caso de frenada de emergencia, presión de neumáticos, ESP, etc. Todo ello para completar un vehículo que en este sentido va muy bien servido.

Suzuki Swift Sport: Motor de 140 CV, elástico y eficiente

Esta nueva generación del Suzuki Swift utiliza un nuevo propulsor en esta versión Suzuki Swift Sport. Se trata de un cuatro cilindros de 1.373 cm3 para el que se anuncia una potencia de 140 CV, pero en el que gracias a la sobrealimentación, se consigue un buen valor de par, 230 Nm –el anterior proporcionaba 160- y a muy bajas vueltas, entre 2.500 y 3.500 rpm, convirtiendo estos márgenes de utilización en los más eficientes y satisfactorios para una conducción tranquila. La marca anuncia una media de 5,6 litros, pero según hemos podido saber, en el recorrido desde Barcelona a Málaga realizado por 30 unidades, la media de consumos a 120 km/h de velocidad de crucero se situó en los 6,4;  lo que es una cifra bastante convincente.

Hemos argumentado que el compromiso entre potencia, prestaciones y confort se ha conseguido con brillantez. Es un vehículo completamente utilizable por cualquier tipo de conductor y terreno, pero además, disponemos de una base muy ágil y preparada para conducir con deportividad si nos encontramos una carretera que se preste. Es, otra vez lo recalcamos, ágil, noble de reacciones, fácil de conducir, eficaz en las frenadas y bastante deportivo, con una enorme reserva de aceleración gracias también a una buena elección de desarrollos de transmisión en su cambio manual de 6 relaciones, ya que el motor es elástico, entregando de forma muy progresiva la potencia si utilizamos el pedal del acelerador con mesura, lo que redunda también en agrado de conducción en cualquiera de las modalidades y terrenos en los que nos movamos.

El Suzuki Swift Sport estará en dos semanas a la venta, se ofrece con cinco años de garantía, interesante prestación por cierto, y cuesta 21.370 euros, a los que hay que rebajar 2.000 euros de campaña de lanzamiento.

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here