Compartir

Skoda ha presentado su gama SUV, en donde destacan los nuevos acabados Scout y Sportline del Skoda Kodiak.

Skoda esta viviendo un crecimiento comercial. En 2017 matriculó 24.860 unidades, un 2,2 por ciento más que en el año 2016, pero solo en lo que llevamos de año ha llegado ya a los 13.277 coches, un 19,5 por ciento por encima del año anterior en el mismo periodo.

La gama SUV de Skoda la componen el Skoda Kodiaq, un SUV de gran tamaño preparado para siete plazas, presentado en 2016, y el Skoda Karoq, el modelo más compacto presentado el año pasado.

A nivel global, Skoda esta registrando un incremento en las ventas del 11,7 por ciento, pasando de las 283.500 unidades a los 316.700 coches en el primer trimestre, con mercados como Rusia y China que superan con creces estas cifras de crecimiento total.

De enero a abril su gama SUV representa el 19 por ciento de las ventas de Skoda, cifras bastante alejadas de las que consigue este segmento en el total del mercado, en donde este tipo de vehículos ha crecido hasta representar el 39,3 por ciento del mercado en los cinco primeros meses. Hay que mencionar que Skoda, de momento, solo lucha en dos categorías del mercado SUV, que entre las dos alcanzan el 23,8 por ciento del mercado global de turismos.

Gama SUV de Skoda: Skoda Kodiak

El Skoda Kodiak es, como hemos comentado, el integrante más grande de la familia, por encima del ya retirado Skoda Yeti y del nuevo Skoda Karoq.

Como ya publicamos en una prueba del Skoda Kodiaq en su versión 2.0 TDI Style y 7 plazas, vamos a pasar a analizar los detalles de los dos nuevos acabados Scout y Sportline, pensados para clientes más ventureros o que buscan un toque extra de deportividad.

En el acabado Sportline prima sobre otros aspectos la deportividad. Está disponible con los motores de gasolina 1.4 TSI 150 CV y el 2.0 TSI de 180 CV. EL primero dispone de tracción delantera, mientras que la motorización superior utiliza la tracción integral para mejorar su comportamiento. La gama diésel está compuesta por el 2.0 TDI con versiones de 150 y 190 CV. El TDI de 150 CV se puede elegir con tracción delantera o total, mientras que el motor de 190 CV solo está disponible con la recomendable tracción 4×4. Todas las motorizaciones con este acabado Sportline llevan obligatoriamente la caja de cambios automático DSG.

Este acabado además trae de serie un pack de iluminación LED, la parrilla y las barras longitudinales en negro mate, llantas de aleación de 19 pulgadas y asientos calefactados tapizados en tejido Alcántara.

Por otra parte el Skoda Kodiaq Scout acentúa su espíritu aventurero con un diseño más campero, un pack cromo, otro pack LED, llantas de 19 pulgadas, navegador Amundsen y siete plazas con asientos calefactados en Alcántara.

Las motorizaciones son las mismas que en el acabado Sportline, pero todas ellas van asociadas a la tracción total, y para las versiones inferiores está disponible el cambio manual además del DSG. Además incorpora funciones off road adicionales para mejorar la adherencia en superficies difíciles.

El precio parte de los 30.600 euros para el Skoda Kodiaq Sportline con el motor 1.4 TSI 150 CV DSG 4×2, mientras que la versión Scout arranca de los 32.500 euros para el mismo motor pero con cambio manual y tracción total. Estos precios incluyen el descuento de campaña de lanzamiento.

Gama SUV de Skoda: Skoda Karoq

Poco más podemos contar del Skoda Karoq que no hayamos contado ya. La versión que hemos conducido ha sido la misma que ya probamos en su momento.

Los acabados disponibles son los denominados Active, Ambition y Style, que se combinan con los motores 1.0 TSI y 1.5 TSI, con 115 y 150 CV respectivamente. Hay que destacar el buen hacer del motor tricilíndrico 1.0, que asociado al cambio DSG, ofrece muy buen comportamiento siempre que el coche no se lleve muy cargado. Los motores diésel elegidos son el 1.6 TDI con 115 CV y tracción delantera, mientras que el superior es el 2.0 de 150 CV, asociado a la tracción total. Todos los motores se pueden combinar tanto cambio manual como con el automático DSG.

Gama SUV de Skoda: lo que viene

Skoda pretende ampliar la gama SUV en un futuro cercano con la incorporación en 2019 del Skoda Vision X, un modelo híbrido pero propulsado por GNC, gasolina y electricidad al mismo tiempo, y del ya se pudo ver algún adelanto en el pasado Salón de Ginebra. Ya en 2020, Skoda quiere lanzar el Skoda Vision E, un modelo totalmente eléctrico.

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here