Compartir

El Suzuki Jimny es un icono de la marca japonesa desde que se presentó en 1970, con aptitudes de auténtico 4×4 y unas dimensiones bastante reducidas.

Suzuki Jimny: los LJ

Sus primeros pasos los dio con el nombre de LJ10, en 1970, tras dos años de desarrollo. Se diseñó para un uso predominantemente profesional. Pesaba solo 600 kg, utilizaba ejes rígidos y ballestas, reductora y las puertas eran simples torozos de lona. Se animaba mediante  un pequeño motor de dos cilindros, 360 cc y unos ahora impensables 25 cv.

Debido al éxito y la alta demanda se desarrolló el LJ20, con un motor ya con refrigeración por liquido. Dos años después, en  1974 se presentó el LJ50, que aumentaba la cilindrada hasta 550cc, añadía un cilindro y aumentaba la potencia.

En 1977 salió a la venta el último modelo de la serie LJ, el LJ80, con mucho más trabajo de diseño, un nuevo motor de cuatro cilindros, 800 cc y 41 CV. De esta primera generación se vendieron alrededor de 243.000 unidades

Suzuki Jimny: los SJ

La segunda generación del Suzuki Jimny que se lanzó en 1981 tomo el nombre SJ, con el SJ410 como primero modelo. El diseño empezó a enfocarse hacia un uso tambien particular, tanto en ciudad como recorridos fuera de asfalto. Este Suzuki Jimny SJ410 utilizaba un motor de 1000 CC y 45 CV.

Tres años después apareció el SJ413, con un motor 1.3 con bloque y culata de aluminio. Fue tal su éxito, que de los 10.000 coches que se fabricaban, 7.000 eran exportados. Se fueron añadiendo mejoras cada año. Incorporando un cambio de cinco marchas y dirección asistida. Se lanzaron al mercado varias versiones, con techo de lona, carrocería cerrada de chapa e incluso carrocería tipo pick-up y batalla larga. Esta segunda generación alcanzó el 1.693.000 de unidades vendidas.

Suzuki Jimny: tercera generación

En 1998 la tercera generación del Jimny ofrecía nuevos niveles de confort y capacidades 4×4. El diseño también mejoró, con líneas más suaves y redondeadas.

El nuevo sistema de tracción permitía pasar de la tracción trasera a la total sin tener que detenerse y ofrecía mejores angulos de ataque y salida. Esta generación ha vendido 918.000 unidades.

Suzuki Jimny: Nueva generación

Lo primero que se aprecia en esta nueva generación, nada más echarle un vistazo al exterior, es la vuelta a los orígenes en cuanto al diseño. Las líneas se han agudizado,  volviendo a los cortes rectos de las dos primeras generaciones. Es más corto, con un parachoques más recortado para mejorar el ángulo de ataque y un parabrisas en posición más vertical.

Otro detalle exterior de lo más llamativo es el diseño del techo, con unos railes que hacen las veces de vierteaguas. La mayor anchura del techo también permite colocar el portaequipajes más separado, con mayor distancia entre ambas barras y por lo tanto ofrecer mayor espacio de carga. Este espacio de carga también ha aumentado en el interior. Con los cuatro asientos en uso el maletero es casi testimonial, pero si los asientos traseros se abaten nos queda una superficie plana que ofrece hasta 377 litros. La anchura interior ha crecido, lo que permite cargar objetos más voluminosos. Tanto la parte trasera de los asientos como el maletero están cubiertos de plástico, lo que facilita su limpieza. También incluye varios agujeros para tornillos para poder poner redes y otros elementos para sujetar el equipaje.

Pocos aspectos negativos podemos mencionar del interior. Quizás que el volante no se puede regular en profundidad. La calidad de los plásticos es muy correcta, los mandos claros y el copiloto cuenta con varios asideros que seguro le seran muy utiles cuando nos movamos fuera del asfalto. Los asientos están calefactados en los niveles de equipamiento intermedio y superior, y además se pueden abatir completamente, lo que permite dormir en ellos.

El motor es de nueva factura, menor peso y más eficiencia. La cilindrada ha aumentado hasta los 1.462 cc, mientras que la potencia es de 102 CV que se entregan a 6.000 revoluciones.

El comportamiento es el que se puede esperar de un auténtico 4×4: tosco en carretera, y ejemplar en pistas y calzadas complicadas.

En carretera se puede circular sin problemas, aunque su altura y el desarrollo corto de marchas reduzca el confort. Su hábitat natural son los caminos no asfaltados donde se desenvuelve con total confianza. Gracias a la reductora podemos atacar caminos embarrados, llenos de rocas y pendientes que con otros coches ni soñaríamos sortear. En este entorno el Suzuki Jimny se postula como un coche divertido de conducir incluso para los no habituados a la conducción off-road. Un aspecto a destacar es el control de retención en arranque en pedientes, que actua hasta siete segundos, una cifra muy elevada.

El nuevo Suzuki Jimny tampoco está falto de sistemas de seguridad. Incluye control predictivo de frenada, alerta de cambio de carril y antifatiga, asistente de luces de largo alcance y por primera vez, reconocimiento de señales de tráfico.

Está disponible en los acabados JX, JLX, y MODE 3, con ocho colores de carrocería y cambio automático para el acabado intermedio, además de 5 años de garantía en todas las versiones.

Precios

Suzuki Jimny JX- 17.000 euros

Suzuki Jimny JLX – 18.795

Suzuki Jimny JLX Aut- 20.560

Suzuki Jimny MODE 3- 20.820

Artículos relacionados

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here