Compartir

La afición por los vehículos tipo cupé ha sido siempre muy notable. Incluso los SUV han intentado acoplarse a este diseño, aunque de un modo bastante forzado. Este Audi A5 es un vehículo tradicional a este estilo.

El diseño es uno de los aspectos más valorados por los compradores. Si un coche no te gusta, será muy complicado que nos decantemos por él. En este aspecto los cupés de grandes dimensiones como este A5 siempre han sido especialmente valorados. Por eso los diseñadores ponen especial énfasis en conseguir líneas deportivas, perfiles estilizados, aunque sea muchas veces a costa de la habitabilidad posterior.

En el caso del Audi A5 que hoy probamos, la realidad es que su estilo nos parece totalmente puro y conseguido. Agradable a la vista y con un sensación de deportividad muy marcada pero sin estridencias.

Su interior desprende la misma atmosfera tecnológica y discreta, con calidad, buenos materiales en todos los rincones, dos plazas delanteras impecables y un refinamiento a nivel de dotación de primer nivel.

La versión probada disponía además de la tracción integral quattro de la marca, con lo que tecnológicamente está muy completa, aunque lógicamente el sistema de tracción penalice ligeramente los consumos y la prestación por el mayor peso del vehículo. Sin duda donde este A5 obtiene los mejores datos es en cuanto empezamos a movernos. Suavidad y confort, aunque se note algo el ruido de rodadura de sus enormes neumáticos, pero disfrutamos de un extraordinario motor TFSI de 252 CV muy muy aprovechables, de la agilidad de un cambio S-tronic perfectamente conjuntado y de un bastidor perfectamente equilibrado, aunque se le nota que precisamente no estamos ante un vehículo extremadamente ligero.

Su envergadura no es tampoco un problema, por lo que desde aspectos puramente dinámicos le tenemos que poner una excelente nota. Acelera de 0 a 100 en menos de 6 segundos, lo que da una idea del excelente nivel de tracción que disfrutamos, tiene limitada la velocidad máxima a 250 km/h y en fin, será en todos los terrenos bastante sencillo explorar rendimientos por encima de lo habitual, aunque también es verdad que los consumos no serán en esta circunstancia demasiado reducidos.

Al final, si como decíamos, este tipo de coches se compran por su línea, podemos decir que este A5 presenta enormes argumentos para convencernos y en cuando nos movamos, también estos detalles de tipo dinámicos contribuirán a confirmar que no solo es el estilo lo que cuenta.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.984 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 252 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 370 Nm entre 1.600 y 4.500 rpm rpm

Cambio: Automática S-Tronic de 7 relaciones con tracción integral quattro

Neumáticos: 255/35 R 19

Carrocería

Nº de plazas: 4

Peso en vacío: 1.595 kg

Depósito de combustible: 58 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.673/1.846/1.371  mm

Vía delantera/trasera: 1.587/1.568 mm

Distancia entre ejes: 2.764 mm

Capacidad del maletero: 465 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 250 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,8 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 7,8/5,3/6,2 l/100 km

Emisiones: 141 gr CO2/km

PRECIO: 52.430 euros

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here