Compartir

Abarth mantiene su marcada personalidad deportiva. Para cultivar otro carácter ya esta el Fiat 500.  La gama 595 y 695 pretende adecuarse a las nuevas exigencias y tecnologías, mejorando aspecto y reafirmando su elevado nivel de prestaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here