Compartir

El Sear Tarraco es el modelo de la marca con mayor tamaño. Mide  4.735 mm de longitud, 1.839 mm de anchura y 1.658 mm de altura, con lo que puede presumir de un interior con bastante habitabilidad para 7 pasajeros.

Para el nuevo Seat Tarraco se ha diseñado una nueva parrilla delantera con mayor contenido y peso en el diseño. Como corresponde a un diseño moderno, aparte de sus líneas, para el Tarraco se ha utilizado en todos sus grupos ópticos la tecnología led como técnica de iluminación de serie. Los intermitentes traseros son de tipo dinámicos, es decir se iluminan de forma paulatina desde el interior hasta la zona exterior del vehículo, de un modo similar al que ya llevan utilizando desde hace tiempo el Volkswagen Golf y otros modelos del grupo.

En la zaga se carga mucho el diseño sobre la chapa, en lugar del predominio de los  plásticos de los grupos ópticos, que tienen un tamaño llevado casi al mínimo. Por otro lado se ha buscado que el borde inferior del maletero esté lo más bajo posible, para así facilidad las maniobras de carga y descarga. Su maletero tiene una capacidad de 760 litros cuando es la versión de 5 plazas, o de 700 con 7 asientos, pero esta medición está realizada con la tercera fila completamente recogida.

Buena habitabilidad

Por descontado la habitabilidad de este modelo estará fuera de críticas. Solo podremos decir que el maletero es insuficiente en la versión de 7 plazas cuando las utilicemos, pero nada diferente a lo que sucede en cualquier SUV o monovolumen que utilice esta máxima capacidad de llevar pasajeros.

Los motores de gasolina y diésel proporcionan similares cifras de potencia:.150 y 190 CV. Los de gasolina tienen 1.5 y 2.0 litros de cilindrada, ambos de cuatro cilindros. El primero siempre ira unido,  a una caja de cambios manual de 6 relaciones y a la tracción delantera. El motor de dos litros más potente utilizará el cambio DSG de 7 marchas y la tracción integral 4Drive.

La oferta en motores diésel son ambas de cuatro cilindros, con dos litros de cilindrada. La disponibilidad de cajas da cambio y sistemas de transmisión son similares a los de gasolina, aunque el motor diésel de 150 CV también estará disponible con cambio DSG y con la tracción integral 4Drive. El diésel de 190 CV contará siempre con cambio DSG y tracción total.  Por supuesto la marca anuncia que estas son las posibilidades iniciales de lanzamiento, porque en un futuro se contempla la ampliación de motores incluyendo otros métodos de alimentación, como puede ser el sistema de gas natural comprimido o la implantación de otros sistemas híbridos a base de baterías y motores eléctricos.

Desde aspectos puramente técnicos, el Tarraco podrá llevar suspensiones el control dinámico de chasis DCC, con el que el conductor puede elegir entre tres diferentes tipos de suspensión que modifican la dureza y otros ajustes, para adaptarlos al tipo de conducción o al firme por el que circulemos. Este sistema también puede actuar de una forma automática.

El nuevo Tarraco está muy bien surtido de diferentes sistemas de seguridad en la conducción. Asistentes de cambio de carril, frenada automática con reconocimiento de peatones y ciclistas son los que llevará en su gama europea como elementos de serie. Pero también tendrá algunos opcionales como el  de llamada automática en caso de accidente, el asistente pre colisión y el de detección de vuelco, detección de ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico, sistema de atascos, control de crucero adaptativo o el encendido automático de luces de carretera.. No tendremos que esperar mucho para conducirlo si nos interesa, ya que se lanzará justo en los primeros días de 2019 por un precio que arrancará desde los 32.650 euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here