Compartir

No soy contrario a las motos ni mucho menos. Creo que son la única solución al trafico en ciudad. Nada de coches eléctricos a corto plazo. Ahora la solución son las motos y los ayuntamientos se equivocan si no les dan prioridad a la hora de aparcar o simplemente moverse por las calles de nuestras ciudades.
Sin embargo lo que no entiendo es la mentalidad de aquellos que salen los festivos con sus motos de gran cilindrada por las carreteras. Vivo en Madrid y, la verdad, salir por algunos tramos, estoy pensando en la carretera del Escorial hasta la Cruz Verde, es de locos. No se deben pedir que las Administraciones hagan inversiones en sistemas de protección para los motoristas y después que vayan como van. Estas son sin duda necesarias pero lo que no se puede ver es a los motoristas adelantando en prohibido, probando hasta cuando puede inclinar su poderosa motocicleta, asustando a los conductores, muchos de los cuales sólo salen a carretera los fines de semana, y jugándose la vida ellos y poniendo en peligro la de los demás. En carretera las motos deben ser conducidas como si fueran vehículos de cuatro ruedas, sin que su hipotético carril sea el que existe entre dos coches que se cruzan de frente Además deben conducirse con mucha más precaución ya que, como dice un antiguo compañero de profesión, la moto es un artilugio del demonio. Se deja de pie y se cae. Al de la foto me lo he encontrado alguna vez en las curvas de la Cruz Verde.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here