Compartir

No, no vamos a levantar el mundo. En nuestro vehículo contamos únicamente con cuatro puntos de apoyo con el suelo, ya sea este de asfalto, tierra, nieve, hielo, etc, o que esté mojado o únicamente sucio. Mediante esos cuatro puntos de apoyo, que en realidad se traducen en la superficie total de aproximadamente cuatro cuartillas de papel, se debe producir la suficiente adherencia para que el vehículo siga las indicaciones del volante y, además, pueda trasladar al suelo la potencia que proporciona nuestro motor, ya sea esta la de un deportivo de campanillas, o sólo la de un coche urbanita.
A todos nos debe resultar fácil entonces extraer las consecuencias. Si estos cuatro puntos de apoyo fallan o no resultan eficaces, el resto de los elementos de seguridad del vehículo no funcionan con el rendimiento debido. Primera moraleja: Los neumáticos son el primer escalón en esa pirámide que busca que nos movamos con la mayor seguridad. Con los neumáticos en perfecto estado daremos un primer paso, pero muy importante en materia de seguridad.


www.facebook.com
www.twiter.com
plus.google.com
www.linkedin.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here