Compartir

Más agresivo, ha mejorado su capacidad de aceleración y frenada y se muestra mucho más seguro en caso de atropello a peatones. En realidad, poco a variado su comportamiento general, y si queremos ser más claros, poco había que hacer si no queríamos poner en peligro buena parte de su encanto. Mantiene la posibilidad de montar un techo duro o el clásico techo de lona, sin duda en más auténtico y dos motores, con 126 y 160 CV.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here