Compartir

La versión Turbo ha sido durante mucho tiempo la  más cara y valorada del mítico 911. 40 años después del  lanzamiento del primero 911 Turbo, un coche
por cierto sin concesiones, potente pero sin ningún tipo de ayudas a la
conducción y con un turbo que dosificaba poco o nada la entrega de potencia
sobre el eje trasero, ahora se añade a la gama la refinada versión Turbo,
incluyendo también la variante S. Sus precios son de 186.093 euros para el
turbo a secas y 223.967 para el más deportivo S.

 La principal diferencia entre
ambos es la potencia del propulsor de 3,8 litros sobrealimentado, con 520 para
el Turbo y 560 para el Turbo S. Ambos llevan doble turbo con geometría
variable. El sistema de tracción a las cuatro ruedas, a las que traslada la
potencia un cambio PDK de 7 relaciones, puede incluso en momentos puntuales, distribuir
casi todo el par a uno de los ejes. Por primera vez también dispone de sistema
direccional en el tren posterior y una aerodinámica activa tanto sobre el capó trasero
como bajo el spoiler delantero. Las nuevas fotos de este super Porsche ilustran
mejor que muchas palabras, aunque sus prestaciones son inigualables en la
actualidad, con 318 km/h de velocidad máxima y sólo 3,1 segundos para llegar a
los 100 km/h.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here