Compartir
El nuevo Volkswagen Polo estrenará motores, nuevos detalles de equipamiento y un diseño remozado cuando llegue a los concesionarios alemanes la próxima primavera. En el resto de Europa la venta se irá llevando a cabo de forma paulatina.
El Volkswagen Polo es uno de los coches más vendidos en su segmento, tanto por sus características técnicas, como por su diseño y fiabilidad. También, lógicamente es uno de los modelos, junto al Golf, más importante para la marca alemana.
En esta nueva generación se ha puesto mucho interés en el apartado seguridad, con una serie de sistemas y nuevas tecnologías que elevan al máximo la seguridad de los ocupantes. Muchos de estos sistemas ya están incluidos en el Golf.
Por ejemplo, para mejorar la visibilidad, el nuevo VW Polo incluye luces LED, convirtiéndose en el primer vehículo en su segmento en incluirlas. La nueva dirección electromecánica optimiza el control del vehículo, con un funcionamiento mucho más preciso y ágil. También se incluye una suspensión con tarados más deportivos, que se ofrece como elemento opcional. Esta nueva suspensión ofrece dos modos que se seleccionan con un botón. También incluye los otros sistema, como el frenado automático tras una colisión, evitando otras sucesivas.
El sistema de monitorización del tráfico con frenada de emergencia, se basa en el uso de radares que localizan otros vehículos y obstáculos, avisando primero con señales luminosas, seguidas de señales acústicas, para en último lugar frenar el vehículo para evitar el impacto.
El nuevo Volkswagen Polo también puede realizar una maniobra de frenado de emergencia en ciudad, bastante parecido a como actúa el sistema anterior, pero lo hace  a velocidades por debajo de 30 km/h. Así se evitan atropellos o colisiones con coches parados o estacionando, o los clásicos debidos a un despiste del conductor en el tráfico en ciudad o cuando circulamos en caravana.
También se puede montar en el Nuevo Polo la alerta por cansancio, que avisa al conductor mediante una señal acústica cuando detecta que la conducción se hace errática, repitiéndo la advertencia a los 15 minutos si el conductor no se detiene.
Los nuevos motores del Volkswagen Polo ofrecen un consumo menor de hasta un 21% respecto a los anteriores, cumpliendo con la norma Euro 6 de emisiones que entrará en vigor en 2015.
Los motores de gasolina son todos de nueva factura y según potencias, pueden ser de tres o cuatro cilindros. Van de los 60 a los 110 CV, pasando por dos versiones intermedias de 75 y 90 CV. La versión de 60 CV ha reducido el consumo de 5,5 litros a 4,6, mientras que el motor 1.0 TSI de 90 CV BlueMotion que se presentará a mediados de año, tiene un consumo medio de tan solo 4,1 litros.
El avance con relación a la versión anterior es muy importante, ya que el consumo ha bajado desde los 4,9 a los mencionados 4,1. Es un motor de tres cilindros en línea. También de gasolina se presentará la versión BlueGT con desactivación selectiva de cilindros y ahora con 150 CV, en vez de los 140 anteriores También está previsto estrenar una nueva y potenciada versión GTI, que subirá la potencia desde los 180 a los 192 CV finales.
También se ha modificado y mucho la paleta de motores diésel. Ahora cede la responsabilidad, en la escala de potencias de 75, 90 y 105 CV, a un propulsor tricilindrico de sólo 1,4 litros. En su lanzamiento llegarán los motores de 75 y 90 CV, dejando el de 105 CV para un poco más adelante. La elevación de la cilindrada hasta los 1,4 litros, hay que recordar que el anterior diésel de 75 CV era un escueto 1.2, ha mejorado de forma notable el par motor, situándolo en 210 Nm y sobre todo, en toda la saga de motores tricilindricos nuevos se aumenta el confort, disminuyendo ruidos y vibraciones gracias a un eje de compensación contrarrotante y a la utilización de más eficaces aislantea acústicos. Estamos hablando de un consumo de sólo 3,2 litros pata el TDI 1.4 de 75 CV, mientras que el TDI de 90 CV con DSG se coloca en los 3,4 litros, un enorme avance del 21 por ciento si tenemos en cuenta que el anterior 1.6 necesitaba 4,3 litros cada 100 km.
La carrocería de esta nueva generación del Polo mide 3.972 mm de largo, 2 mm más, 1.682 mm de ancho y 1.453 mm de altura.está disponible en 15 colores, ocho de los cuales son nuevos. La gama de acabados se modifica, ofreciéndose ahora tres niveles: Edition, Advance y Sport. Después llegarán los Blue GT, GTi y BlueMotion
El interior ha sido rediseñado mejorando la ergonomía en general y en particular de todos los paneles informativos. El volante es igual al del Golf, con un diseño de tres radios y el aro ligeramente más fino. La radio y el sistema de navegación también son nuevos, con cinco sistemas opcionales, situados en el centro del salpicadero, con una configuración totalmente innovadora.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here