Compartir
Las estructuras del Volkswagen Golf Sport hasta hace bien poco tiempo bastante fijas en lo que se refiere a la elección de motorizaciones están cambiando mucho y continuaran haciéndolo en los próximos tiempos.
Hasta ahora, diésel y gasolina eran la clásica elección. Sin embargo, han llegado vehículos híbridos para complicar las cosas, con los eléctricos todavía sin convertirse en una opción real a tener en cuenta. Pero es que los vehículos alimentados con gases licuados del petróleo, o los que se mueven utilizando gas natural están cada vez tomando más y mejores posiciones.
La complejidad actual de los motores de gasóleo, los mayores costes de mantenimiento y la dificultad futura de cumplir las cada vez más estrictas normas anticontaminación, añaden importantes barreras al futuro desarrollo de estas motorizaciones, mientras que los motores de gasolina están ganando  cada vez más interés por sus mejoras en lo que eficiencia y limpieza de funcionamiento se refiere.
El motor de este Golf forma parte de una nueva generación que ha hecho avanzar a los propulsores de gasolina hasta convertirlos en una opción totalmente  recomendable si queremos potencia, consumos aquilatados y buen precio de adquisición.
En el caso de esta versión que nos ocupa, el motor de gasolina con este acabado sube hasta los 26.830 euros, mientras que la misma unidad pero animada por el motor TDI de
150 CV llega a los 28.130 euros. Ambos son precios bastante serios por cierto.
Por este motivo este motor de 140 CV se convierte pensamos en una baza muy interesante, que junto a los atributos del Golf de séptima generación, le convierten en un
conjunto de enorme brillantez.
Ya hemos probado el Gold nuevo, y nos quedan en la recámara otras dos versiones también muy interesantes y en cierta medida innovadoras. Debemos por lo tanto volver sobre nuestros primeros comentarios. Esta generación es sin duda la mejor que nunca se ha ofrecido en todos los sentidos.  A nivel de comportamiento, habitabilidad, acabados y sobre todo si analizamos consumos, prestaciones, seguridad y ecología.
Su interior tiene un aspecto insuperable. Sólo algunos plásticos no pasan la prueba de la excelencia, pero por suerte están bastante ocultos. Los asientos han dado un paso hacia delante, pero sobre una noto inicial ya de por sí muy elevada. Su dotación de serie y sobre todo opcional es muy amplia y completa, aunque es verdad que debemos en su mayoría pagarla aparte.
Puestos en carretera no hay peros que ponerle. Rueda muy bien asentado, es tremendamente ágil y rápido de reacciones y muestra un guiado impecable, pero es que también resulta especialmente confortable, cumpliendo por lo tanto la difícil ecuación que le exigen solventar con nota aquellos conductores que lo quieren casi todo.
El motor de 1,4 litros y 140 CV tiene un comportamiento de una suavidad excepcional y también una entrega de potencia lo suficientemente bien distribuida como para poder ser
clasificado de excelente.  Hay que tener en cuenta que la desconexión de cilindros mejora el rendimiento, ya que sin que nosotros nos enteremos, trabaja con dos o cuatro cilindros en función de nuestra exigencia, lo que se traduce en una rebaja importante de consumos,
sobre todo en ciudad.
Sin embargo, este motor no proporciona mucho par, pero su rapidez para subir de vueltas nos permite situarnos con facilidad en los regímenes ideales, a lo que también contribuye el cambio automático DSG que nosotros pensamos es irrenunciable con esta motorización y el carácter que Volkswagen pretende insuflar a esta versión del Golf.  Lógicamente
se encuentra mejor a altas revoluciones, pero sin que eso estropee de forma importante los consumos.  Cumple por lo tanto de forma bastante notable la combinación entre prestaciones y consumos con una media real de 6,5 litros en toda condición.

Este Golf se postula por lo tanto como una versión de gasolina muy recomendable, con su
terminación Sport y su equipamiento de serie bastante completo, pero su precio no es ni mucho menos accesible. Es cierto que su coste de utilización a nivel de consumos no se dispara y sus 140 CV nos permiten cruceros y sobre todo aceleraciones de primer nivel, con la suavidad inigualable de la gasolina, pero también es verdad que el esfuerzo económico de adquisición no es bajo, más bien todo lo contrario.

Ficha Técnica
Motor
Nº Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.395 cm3
Tipo de combustible: Gasolina
Potencia: 140 CV de 4.500 a 6.000 rpm
Par máximo: 250 Nm de 1.500 a 3.500 rpm
Cambio: Automático DSG de 7 relaciones
Neumáticos : 225/45 R 17
Carrocería
Nº de plazas: 5
Peso en vacío: 1.290 kg
Depósito de combustible: 50 litros
Largo/Ancho/Alto: 4.255/1.790/1.437  mm
Vía delantera/trasera: 1.550/1.520 mm
Distancia entre ejes: 2.637 mm
Capacidad del maletero: 380 dm3
Prestaciones
Velocidad máxima: 212 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,4 s
Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 5,8/4,1/4,7 l/100 km
Emisiones:110 gr CO2/km
PRECIO: 26.830  euros

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here