Compartir
Ya no nos extraña casi nada de lo que se anuncie bajo la denominación Golf. Sin embargo la novedad es que la marca ha dado rienda suelta a su brillante plantilla de aprendices. Concretamente se ha elegido a un equipo de doce jóvenes empleados con edades comprendidas entre 18 y 23 años, 4 mujeres y 8 hombres, y han desarrollado bajo la base del Golf una versión con la que han pretendido rendir un homenaje a toda la fábrica en la que se construye de forma principal el Golf. Se trata por lo tanto de la edición especial Wolfsburg Edition.
Su color rojo es exclusivo, su serigrafía, en la que aparece un perfil de varios edificios emblemáticos de la fábrica, también. Ha sido pintado completamente a mano, incluyendo varias capas para que la terminación fuese extraordinaria. Esta combinación de tonos rojos y negros se traslada al interior, con una similar combinación y múltiples elementos como la consola central o el volante multifunción, en el que se deja ver también la calidad artesanal de estas nuevas generaciones de empleados de Volkswagen.
Uno de los detalles innovadores, entro otros muchos, es la presencia en la instrumentación de un cronometro, un medidor de presión de entrada de aire en la admisión y de un indicador de la temperatura del aceite.
No podía faltar un impresionante equipo de sonido, pero nosotros nos quedamos sin duda con el motor de dos litros, que transformado por este grupo de aprendices, proporciona 380 CV. Por supuesto el sonido ha sido estudiado. Dispone de escapes de acero inoxidable con válvulas de control que permiten modificar y regular el sonido del motor.
Como siempre, lo mejor es realizar un tranquilo repaso a las fotos que publicamos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here