Compartir
Alfa 4C
Esta enorme, abismal diríamos, diferencia de peso se explica por si solo cuando golpeamos la carrocería o simplemente nos introducimos en el interior y vemos múltiples elementos de la estructura realizados en fibra de carbono, con aluminio para el resto de los componentes de la especial estructura.
A partir de aquí, el S1, o cualquier modelo convencional que compita con él por dimensiones, peso y sobre todo personalidad, se quedan aparcados en la comparación, casi en el archivo de los coches vulgares.
El 4C lleva una caja de cambios  secuencial de doble embrague que precisamente, y a diferencia del resto de elementos similares, no se caracteriza por la suavidad de sus actividades en arranque y maniobras.
En cuanto lo arrancamos ya empezarnos a notar sus  pulsaciones. Es difícil que este sonido no nos empape y nos anime a salir andando. Como ya hemos dicho, la caja de cambios, después de pulsar el botón 1 y acelerar, ya que no inicia la marca con solo soltar el freno, seguramente hará que el 4C inicie el movimiento, pero sin demasiada suavidad.
Alfa 4C
En el resto de transiciones, bien automáticas o bajo nuestra elección a través de las enormes levas situadas a ambos lados del volante, será rápidas y exactas, aunque deberemos pasar un periodo de aprendizaje, durante el cual la electrónica impedirá cualquier manejo incorrecto, evitando que el motor sufra las consecuencias, aunque también este tenga su protección particular.
A parir de arrancar e, insisto, hemos salido a conducir, nadie dudará que ha hecho bien en adquirir un vehículo como el 4C. Es duro, pero más de controlar que de suspensiones. La ausencia de servodirección y de servofreno ya nos están indicando que dejan de nuestra parte mucha de la energía que se debe poner para conducirlo. Es rápido, muy rápido y con ese suave ronroneo que según el régimen puede llegar  convertirse en un ronco bramido a través del sistema de escapes opcionales que llevaba la unidad de pruebas.. Nosotros en el recorrido de pruebas lo pudimos comprobar en las zonas boscosas por las que transitamos, y en las que no nos pudimos resistir a bajar las ventanillas.
No es un coche sencillo de conducir en sus límites ni mucho menos. No está excesivamente domado por la electrónica, pero a conciencia, y creemos que es una decisión acertada, por eso resulta necesario cierto periodo de adaptación, ya que el deslizamiento del tren trasero si el firme no es muy adherente, se produce con facilidad incluso en las duras aceleraciones a la salida de la curvas gracias a controles dinámicos  más permisivos que en un coche convencional.
Los coches con motor central son en este sentido bastante ágiles y accesibles, pero si queremos buscar los límites, las cosas pueden llegar a complicarse mucho y el comportamiento del 4C se vuelve bastante impredecible, ya que puede comportase como un tracción delantera, lo habitual,  o pasar sin demasiado escrúpulos a partir en franco sobreviraje.
De todas formas, este vehículo, al que ya hemos comentado, deberemos ayudar con nuestro esfuerzo físico tanto en dirección como en frenos, nos hará sentir como si fuéramos un piloto de carrereas. La posición del volante, los mandos, el asiento envolvente, el ruido, el sonido de las piedras al ser despedidas por el enorme equipo de ruedas y la velocidad con las que pasan las cosas, nos acerca a un coche de pista en la que por cierto, el Alfa 4C estará en su salsa, aunque nosotros no lo hemos podido sentir y nos hayamos contentado con diversos tramos despejados de montaña.
Para finalizar, los 53.990 euros que nos piden por este modelo, sin  opciones, podemos considerarlos como incluso baratos, si tenemos en cuenta los materiales empleados en su fabricación y su tantas veces mencionada radical personalidad.
No es una cifra asequible ni mucho menos, pero en este mundo de sensaciones, sentir algo similar, que no idéntico, nos costaría en otros modelos disponibles en el mercado, una cantidad muy superior en decenas de miles de euros.
Ficha Técnica
Motor
Nº Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.742cm3
Tipo de combustible: Gasolina
Potencia: 240 CV a 6.000 rpm
Par máximo: 350 Nm a 2.200 rpm
Cambio: Automática de 6 relaciones
Neumáticos : 205/45 R 16-235/40 R 18
Carrocería
Nº de plazas: 2
Peso en vacío: 995  kg
Depósito de combustible: 40 litros
Largo/Ancho/Alto: 4.989/1.864/1.183  mm
Vía delantera/trasera: 1.621/1.602 mm
Distancia entre ejes: 2.380 mm
Capacidad del maletero: 110dm3
Prestaciones
Velocidad máxima: 258 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 4,5 s
Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 9,8/5,0/6,8 l/100 km
Emisiones: 157
PRECIO: 53.990  euros

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here