Compartir
El BMW i8 parece que es el modelo de pruebas que emplea BMW para algunos elementos técnicos que la marca piensa implantar en un futuro muy cercano en otros modelos de su gama más convencionales. Asi sucedió con iluminación láser. Ahora le llega el turno a un innovador sistema de cámaras que sustituyen a los espejos retrovisores.
Tiene varias ventajas, como una mejor aerodinámica y también avisa de posibles peligros gracias a la utilización de cámaras activas, como sucede con otros sistemas de seguridad ya implantados en nuestros vehículos.
El futuro en diseño de automóviles
La sustitución de los espejos supone un gran cambio en la estética de los futuros coches, y es que el tamaño de las cámaras es muy inferior al de un espejo convencional, con todo lo que ello supone a la hora de diseñar un nuevo modelo, ya que disminuye la dependencia estética de unos espejos retrovisores de gran tamaño.
En el interior se ha colocado una pantalla en lugar del retrovisor interior, donde se podrán ver los avisos de seguridad.
La forma de las cámaras también ayuda y mucho a mejorar la aerodinámica y reduce también el ruido. Los cristales de las cámaras son muy resistentes a la rotura y el rayado y tienen una capa que repele la suciedad.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here