Compartir

Decía algún colega que el Bugatti Chiron no es de este mundo. La verdad es que analizando sus características técnicas podemos llegar a la conclusión de que es así. Utiliza un motor especial de ocho litros de cilindrada W16 que rinde 1.500 CV de potencia, lo que le permite superar los 400 km/h -su velocímetro llega hasta los 500.

Se ayuda mediante cuatro turbinas, a conseguir estas cifras impresionantes de potencia,  aunque no todas estén soplando continuamente. La potencia máxima la obtiene a las 6.700 rpm, con un par de nada menos que 1.600 Nm entre las 2.000 y las 6.000 rpm.

Elementos prácticamente a medida

Todo para el Bugatti Chiron es especial. Neumáticos Michelin de estructura y compuestos especiales, frenos de gran rendimiento, etc, aunque sorprende que lleva un cambio de doble embrague de solo 7 relaciones. Gran parte de la estructura está realizada en fibra de carbono y si su apariencia y lujo no nos dejan impasibles, tampoco lo harán todos los sistemas de seguridad embarcados, preparados para permitir que toda la potencia se traslade al suelo. El Bugatti Chiron con cinco modos de conducción, nos permite una conducción de lo más tranquila, con reglajes generales estándar, hasta el modo Handling, concebido para el manejo más deportivo.

Con este modo se prepara motor, cambio, frenos, dirección, suspensiones, sistema de tracción integral y aerodinámica, para ofrecernos el máximo rendimiento en pista. Decimos en pista porque sólo ahí podremos llegar a los 430 km/h, de 0 a 100 km/ en 2,5 segundos y alcanzar los 300 km/h en solo 13,5 segundos. Únicamente los que posean alrededor de tres millones de euros y sean de los solo primeros 500 que quieran emplearlos en él, disfrutarán de todas estas sensaciones. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here