Compartir

La nueva generación del Citroën C3 destruye algunas ideas preestablecidas. Rompe con casi todo. Es más grande que el anterior, más colorista, mucho más conectado y, sobre todo, mucho más adaptado para los tiempos que corren.

El cambio realizado en el nuevo Citroën C3 se mueve por terrenos poco explorados por la marca, si nos atenemos a la personalidad de la anterior generación a la que sustituye.

Menos serio, menos plano en los colores, incluso más práctico, esta nueva generación presenta una tarjeta de visita que debemos conservar. Su estilo, tamaño y proporciones son los primeros aspectos que apreciamos. Tiene un indudable tufo al C4 Cactus, pero poco, incluso en su estilo, que es bastante personal. Es un utilitario con muy buena capacidad interior, correctas plazas traseras y un maletero de 300 litros bastante aprovechables.

Elegir el aspecto exterior del Citroën C3 nos llevará tiempo, por las muchas combinaciones que ofrece. Definir el interior será algo más fácil, ya que solo tenemos que elegir entre tres acabados, en función de dotaciones.

Como en el C4 Cactus, nos han gustado mucho los asientos, con tamaño generoso, formas bien pensadas y dureza muy bien elegida. Lo mismo podemos afirmar de las plazas traseras. Aunque la cota de espacio para las piernas se ve que se ha sacrificado para conseguir un maletero algo más grande.

También nos ha gustado mucho su salpicadero, aunque aquí se ha buscado con exceso las líneas minimalistas y podían haber sido algo más vistoso. Resulta tan sencillo porque se han pasado muchos de los controles a la pantalla táctil que se sitúa en la zona central. Como estamos ante un vehículo moderno, el Citroën C3 puede disponer opcionalmente de botón de arranque y llave virtual.

Excelente motor de 110 CV para el Citroën C3

La unidad probada estaba definida, al margen de su acabado, por el cambio de 5 relaciones y por el excelente motor tricilindrico de 110 CV, que personalmente creemos que es el mejor que en estos momentos podemos elegir. Tiene el “feeling” de un cuatro cilindros, salvo a muy alto régimen. No suena en exceso, no vibra y entrega la potencia muy bien y desde muy abajo, con las limitaciones de su par motor de 205 Nm, que sin embargo no está mal para su cilindrada y además lo proporciona a muy bajas revoluciones. Sus prestaciones son correctas. En aceleración baja con generosidad de los 10 segundos y los consumos resultan solo un poco más altos que los anunciados. Hemos registrado entre 5,8 y 6,2 de media.

El Citroën C3 es un vehículo muy ágil, fácil de conducir y bien plantado en carretera, en donde se comporta especialmente bien. Gracias a sus dimensiones, se puede enfrentar a largos desplazamientos sin ningún tipo de complejo.

Después de conducirlo estamos convencidos de que es el clásico utilitario que proporciona bastante más de lo que a priori promete. No nos obliga a hacer muchos sacrificios en carretera, ninguno en ciudad, podemos elegir versiones clásicas o irnos a otras mucho más llamativas y únicamente será su precio, que incluidos descuentos y sumando algún elemento opcional necesario, resulta al final ligeramente elevado.

 

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 1.199cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 110 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 205 Nm a 1.500 rpm

Cambio: Manual de 5 relaciones

Neumáticos: 205/55 R 16

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.125 kg

Depósito de combustible: 45 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.996/1.749/1.474  mm

Vía delantera/trasera: 1.474/1.468 mm

Distancia entre ejes: 2.540 mm

Capacidad del maletero: 300 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 188 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,3 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 5,5/4,0/4,6 l/100 km

Emisiones: 103 gr CO2/km

PRECIO: 18.650  euros

 

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here