Compartir

El nuevo Seat Ibiza establece nuevos cánones de producto. Estrena una nueva plataforma denominada MQB A0, destinada a coches utilitarios, pero extensible gracias a su flexibilidad  otros segmentos, e incorpora elementos de seguridad de nuevo desarrollo, lo que establece un puente en calidad, eficiencia y seguridad con el segmento superior de los vehículos compactos.

Desde el 84 en el mercado.

Lleva ya 32 años en el mercado, desde que en 1984 se lanzara el primer Seat Ibiza, realizado con la colaboración del carrocero Giugiaro que se encargó del diseño, Karmann que trabajo sobre la industrialización, mientras que Porsche estuvo atareada en el desarrollo de los nuevos motores que incorporaba.

Después, y siempre ya bajo los auspicios el grupo VW, le han seguido otras tres generaciones con sus correspondientes procesos de restyling, hasta llegar a esta quinta que está siendo presentada. Del Seat Ibiza se han producido nada menos que 5,4 millones de unidades, 1,6 se han matriculado en España, mientras que el 80 por ciento de la producción se ha exportado a nada menos que 75 países. Es un coche de éxito, como lo prueba la inversión de más de 900 millones de euros en la plata de Martorell para poner al día y ajustar sus cadenas de montaje a este nuevo y vital producto de Seat.

El estilo ha cambiado, pero de una forma muy medida. Recuerda al anterior, o más bien, tiene el rasgos distintivo de la marca, y a nosotros lo que nos parece es un León de menores dimensiones. Mide 4.059 mm de longitud, 1.780 mm de anchura y 1.444 mm de altura. Es 87 mm más ancho que el anterior, dos mm más corto y un milímetro más bajo, pero se modifican de forma notable otras dos medidas fundamentales.

Las vías del nuevo Seat Ibiza crecen 60 y 48 mm respectivamente en el eje delantero y en el trasero, mientras que la distancia entre ejes sube hasta los 2.564 mm, 95 mm más que el anterior, con efectos muy favorables para mejorar habitabilidad y capacidad del maletero.

Según la marca, el nuevo Ibiza tienen 55 mm más de anchura para el conductor, 35 mm más de espacio para las piernas atrás, la anchura crece 42 mm y también se beneficia el maletero de este cambio de medidas, con 355 litros totales, 63 más que antes.

Los interiores, como pudimos comprobar en el contacto realizado, tienen una enorme calidad, aunque los plásticos que definen el salpicadero, tipo piano para el FR y con otra tonalidad para el resto de acabados, precisamente estos últimos, no son del todo convincentes.

Sin embargo, asientos, en todos los niveles de acabado,  plásticos y ajustes finales, son bastante correctos, diríamos incluso que alcanzan un nivel muy elevado. Según los cuatro niveles Reference, Style, FR y Xcellence, la definición interior es ligeramente diferente. Hay que destacar los buenos asientos en general, pero con un acabado FR que presente un nivel de sujeción y confort muy alto.

Según la marca, va a ser el acabado Style el que más se reclame, ya que a los elementos del Reference, la opción básica, que dispone de 4 airbags, ESC, asistente automático de frenada en ciudad y limitador de velocidad, añade el control de velocidad de crucero y control de fatiga, llantas de aleación y  faros antiniebla.

Opcionalmente podemos elegir la pintura metalizada, por 430 euros, o 650 si es el Rojo Desire, el sistema de navegación por 810 euros, los faros Full Led por 590 euros, la tapicería de Alcántara para FR y Xcellence por 450 euros, el control de velocidad de crucero adaptativo por 210 euros, el techo panorámico por 850 euros, o el pack Xcellence y FR Plus con Radio Media System Plus con pantalla de 8 pulgadas, black pannel y Fill Link por 450 euros. De los cuatro niveles, los dos más elevados son el FR y el Xcellence, apostando el primero por la deportividad y el segundo por el lujo.

Motores de gasolina primero, luego diésel y CNG

La apuesta por los motores diésel en el Seat Ibiza se desvanece poco a poco. Estamos ante un 75 por ciento de compradores que aseguran elegirán un motor de gasolina, y que el CNG tendrá un efecto limitador en el porcentaje de motores alimentados por Gasóleo. Los de gasolina arrancarán con un motor de 1.0 litros de tres cilindros con 75 CV. Con un compresor, este mismo propulsor alcanzara 95 o 110 CV. Por encima, un poco más adelanta se ofrecerá un 1.5 litros de 150 CV. Todos los motores son de aluminio para bloque y culata, con doble árbol de levas, cuatro válvulas por cilindro y correa dentada.

Para mejorar la eficiencia todos también disponen del sistema Stop & Start, y se anuncian unos consumos de 4,9 litros de media en el de 75 CV. 4,7 l/100 km en el motor de 95 CV, con el mismo consumo para el de 115 CV. Este último motor consigue unas excelentes prestaciones, ya que baja de los 10 segundos en el 0 a 100 km/h dejándolo en 9,3.

Cuando lleguen los motores diésel, durante los meses de septiembre u octubre, lo harán con tres versiones del motor 1.6 TDI con 80, 95 y 115 CV. Para los motores con potencias por debajo de los 95 CV las cajas de cambio serán de 5 relaciones, mientras que por encima de esta cifra de potencia utilizarán cajas de 6 relaciones. También estará disponible con generosidad el cambio DSG de 7 marchas. Como ya hemos comentado, el nivel de equipamiento será máximo en FR y Xcellence, con otros dos niveles por debajo, Style y Reference. La versión TGI de gas natural llegará a finales de año.

 

Precios

Ibiza 1.0 75 CV Reference 14.060 euros
Ibiza 1.0 75 CV Reference Plus 14.960 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 95 CV Reference 14.700 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 95 CV Reference Plus 15.600 euros
Ibiza 1.0 75 CV Style 16.300 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 95 CV Style 16.940 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 115 CV Style 17.550 euros
Ibiza 1.0 EcoTSI 95 CV Xcellence 18.420 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 115 CV Xcellence 19.030 euros
Ibiza 1.0 Eco TSI 115 CV FR 19.030 euros
Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here