Compartir

La última remodelación del Seat León le ha supuesto sobre todo aportes muy notables en temas de seguridad, ligerísimos cambios estéticos y seguro, un mejor reconocimiento por su clientela.

La trayectoria comercial del León es brillante y mantiene una curva ascendente. Es en la actualidad, el segundo modelo más vendido en nuestro país, solo por detrás de su hermano menos Ibiza, aunque la marca reserva para este modelo una gran cantidad de ventas a flotas y automatriculaciones.

Es lo mismo. Fuera de números, el Seat León actual presenta un aspecto imponente. No es un prodigio de imaginación. Tampoco presenta un estilo demasiado adornado, si lo comparamos por ejemplo con su rival Renault Mégane, pero, como en el caso de la unidad de pruebas, con un color plano y llantas de 16 pulgadas con neumáticos perfil 55, es decir el aspecto más básico, si tiene una excelente apariencia.

En el interior, más de lo mismo. Buena terminación, materiales de nivel y en definitiva, un aspecto final muy conseguido y agradable. También su nivel de dotación ha sido enriquecido en esta nueva generación, aportando novedades también en materia de infoentretenimiento.

Únicamente los asientos delanteros no nos han parecido a un nivel adecuado, y eso que la marca pensamos que tienen en este sentido un elevado nivel general. No dudamos que la tapicería es resistente, pero las formas podrían mejorar bastante y el aspecto es demasiado poco vistoso. Sin embargo no se le pueden poner muchas más pegas. Convence cuando lo analizamos con detenimiento.

Comportamiento de nivel

Sin embargo, lo mejor a todas luces en este nuevo León son sus cualidades ruteras. Su bastidor está ampliamente dotado para traducir en movimiento la potencia de su motor. Esta no es mucha, pero su bastidor la digiere con generosidad y es muy difícil que nos veamos en apuros, ya sea por la eficacia del bastidor, como por la presencia de elementos de seguridad que nos ayudan. 116 CV se pueden quedar un poco escasos, pero como se ve, es una versión de entrada y por lo tanto, hay que juzgarla como tal. Como un modelo que se busca por precio, pero que en general está bastante bien dotado.

El motor no nos ayuda a conseguir excelentes prestaciones en términos absolutos, pero si se defiende muy bien a cruceros normales, es un vehículo extremadamente ágil y muy confortable, permitiéndonos obtener unos consumos realmente reducidos. Además, y como punto que redondea el producto, la caja de cambios DSG de 7 relaciones que incorpora como opción nos ayuda a redondear un conjunto bastante a considerar.

Le hemos buscado las vueltas. Solo hemos criticado los asientos, pero sin mucha energía, y podríamos mencionar la postura de conducción, pero todo viene de lo mismo. Sin embargo el conjunto cumple con elevada nota cualquiera de las expectativas que nos planteemos, pensando lógicamente que se trata de una versión racional, inteligente y práctica, que proporciona más de lo que por precio estamos obligados a poner de nuestro bolsillo.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.598 cm3

Tipo de combustible: Gasóleo

Potencia: 116 CV a 3.250 rpm

Par máximo: 250 Nm a 1500 rpm

Cambio: Automática DSG de 7 relaciones

Neumáticos : 205/55 R 16

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.280 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.282/1.816/1.459  mm

Vía delantera/trasera: 1.544/1.514 mm

Distancia entre ejes: 2.636 mm

Capacidad del maletero: 380 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 197 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,8 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 4,3/4,0/4,1 l/100 km

Emisiones: 108

PRECIO: 23.140  euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here