Compartir

Desde su lanzamiento, el Porsche Cayenne no ha pasado desapercibido. En los últimos tiempos ha perdido algo de fuelle. Seguramente la crisis y el Macan han tenido parte de la culpa, pero esta tercera generación bien podría recobrar antiguos brillos.

Esta nueva generación nace con similares premisas. Deportividad, eficacia y especiales cualidades para convertirse en el vehículo que utilicemos a diario. Para ello cultiva un diseño bastante continuista, aunque la realidad es que toma detalles del Macan e incorpora otros novedosos. Mide 4.918 mm de largo, 1.983 mm de ancho, con una distancia entre ejes de 2.895 mm. En total es 63 mm más largo que el anterior, y 9 mm más bajo. Uno de los aspectos en los que más avanza es en la capacidad del maletero, que se sitúa en los 770 litros, aumentando en total nada menos que 100 litros.

Estilo rudo y poderoso

El estilo del nuevo Cayenne es más rudo, más poderoso que el anterior y con una rejilla delantera impactante. Las enormes ruedas son de diferente medida en los dos trenes, y la zaga en la versión S está presidida por cuatro tubos de escape, dos a cada lado, y unos grupos ópticos que han perdido algo de tamaño en altura pero que ahora están unidos por una banda transversal. El diseño de esta zona de la carrocería es muy similar al del anterior, con trazos simples pero que contribuyen a mantener ese aire de coche algo rudo y muy poderoso.En general, buena parte del trabajo realizado ha estado dirigido a disminuir el peso gracias a la utilización de materiales ligeros y acero para la estructura. La carrocería está hecha en aluminio, utilizando metales ligeros para las suspensiones. Se ha pasado de los 2.040 a los 1.985 kg. Por poner un ejemplo, solo en la batería se han rebajado 10 kg.

Se orienta mucho en el diseño tecnológico del 911 para aumentar su deportividad. Así, utiliza el eje trasero directriz, suspensión de aire y el control del balanceo a través de barras estabilizadoras activas, además de un paquete Sport Chrono desarrollado a partir del que se emplea en los modelos más deportivos de la marca. Ahora los neumáticos tienen distinta medida en ambos trenes, con llantas de 19 a 21 pulgadas. Por último, Porsche ha desarrollado unos frenos de alto rendimiento compuestos por discos de acero pero con su superficie recubierta de carburo de tungsteno, que aumenta la capacidad de fricción entre disco y pastillas.

En el momento del lanzamiento, el próximo 4 de noviembre, lo hará con las dos variantes tradicionales, Cayenne y Cayenne S, ambos con motores V6. El Cayenne monta un motor de tres litros con un rendimiento de 340 CV, mientras que el V6 del Cayenne S es un 2.9 sobrealimentado que aumenta la potencia hasta los 440 CV. El primero tiene un 0-100 de 6,2 segundos mientras que la versión S más potente lo rebaja hasta los 5,2 segundos. Con el Paquete Sport Chorno ambas cifras se rebajan hasta los 5,9 y 4,9 segundos respectivamente. Ambos utilizan cambio Tiptronic de 8 relaciones. Dispone de paquetes Off Road que nos permitirán seleccionar la configuración del vehículo más idónea a cada superficie.

La configuración del interior también ha sido modificada en profundidad a nivel de salpicadero y cantidad de información, adoptando lo que en Porsche denominan Advanced Cockpit, formado por una pantalla central táctil de 12,3 pulgadas con múltiples funciones. También frente al conductor se han dispuesto dos pantallas de 7 pulgadas. Una de sus incorporaciones a los sistemas de seguridad es el asistente de visión nocturna, que nos permite visualizar en el salpicadero la presencia de peatones mediante una cámara de visión térmica.

Los precios de este nuevo Cayenne son de 87.579 euros para el modelo de base y de 107.127 euros para el Cayenne S.

Artículos relacionados

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here