Compartir

Todos los fabricantes están buscando siempre nuevos productos que se ajusten a las necesidades o simplemente se inscriban en segmentos diferentes. En este caso Toyota ha definido un vehículo eminentemente ciudadano, al que ha proporcionado una refinamiento y personalidad que podríamos decir que lo convierte en un coche exclusivo.

No es que la demanda en este segmento sea muy elevada. Los coches ciudadanos son en la actualidad únicamente el 4,2 por ciento del mercado. En 2018 se llegó a las 55.133 unidades matriculadas. No son muchos en relación a los 289.413 del siguiente de los coches utilitarios, pero para un fabricante esta cifra no es nada despreciable.

Salvo el Fiat 500, que ha matriculado en España 22.587 unidades en 2018, gracias a las ventas a alquiladores, el Toyota Aygo se sitúa en quinta posición con 3.547 unidades, después del mencionado Fiat 500, del Ford Ka+, del Hyundai I10 y del Kia Picanto.

Con sus 3,47 m de longitud, es el prototipo de coche ciudadano, pero como ya hemos dicho, con algo más. Diríamos que mucho más. Solo para comparar con los líderes. El Fiat 500 Cabrio en acabado Lounge sube hasta nada menos que 20.520 euros, sin tapicería de piel. El Ford Ka+, sin cambio automático, sin techo, sin piel en los asientos y sin bastante del equipamiento del Aygo, pero con un motor de 85 CV se queda en 11.275 euros. Los Hyundai i 10 y Kia Picanto, con el cambio automático de 4 relaciones, motores de 87 CV, pero lo mismo que el Ford Ka +, sin techo y sin cuero, se quedan en 15.715 o 15.220 euros respectivamente. Como vemos el Aygo está situado muy bien si analizamos dotación y precio. Todos los precios son sin descuentos.

Estilo de la marca, que ha mejorado mucho en los últimos tiempos.

Su estilo es plenamente Toyota, que ha mejorado mucho en los últimos años en este sentido, aunque se descuelgue con diseños tan controvertidos como el Toyota C-HR o el nuevo Prius. Además el colorido exterior y las combinaciones de diferentes tonos en la carrocería le convierten en un coche juvenil y bien presentado.

El interior sigue este mismo camino, destacando sobre todo la presencia del techo de lona característico, el cambio automático con levas en el volante y, por lo inhabitual en su segmento, la tapicería de cuero que va de serie en este acabado. Su diseño es agradable con unas buenas plazas delanteras, aunque las traseras, únicamente dos, debido al techo de lona, tienen una altura libre bastante limitada, que hará que ocupantes con más de 1,70 m de altura tengan dificultades para acomodarse sin rozar con el techo.

Por otro lado las calidades son buenas, salvo los plásticos de puertas y salpicadero, y en conjunto está muy bien presentado y se consigue una postura al volante bastante cómoda.

En marcha, y aunque las prestaciones son limitadas, la verdad es que nos ha sorprendido el buen rendimiento de sus 72 CV, más que suficientes para un vehículo que baja de la tonelada y con una filosofía eminentemente ciudadana. Se conduce con facilidad, es ágil y consume poco, aunque tiene otros dos defectos. El funcionamiento de la caja de cambios pilotada, que produce algún que otro tirón y la posición de los mandos, que para acceder al ordenador de a bordo, estamos obligados a actuar sobre dos pulsadores situados en el cuadro de instrumentos.

Su comportamiento en general es muy satisfactorio a  nivel de estabilidad y ya hemos comentado que su agilidad en el enrevesado tráfico urbano, es muy destacable. En carretera abierta la verdad es que se comporta también con mucha dignidad, permitiéndonos ir a las velocidades legales y llegar con facilidad a algo más sin ningún problemas en cualquier tipo de terreno, aunque aquí destaca otro inconveniente, el sonido del motor cuando sobrepasamos las 3.000 rpm se nota bastante en el interior.

La verdad es que el nuevo Toyota Aygo, y más concretamente la versión que hemos probado nos sorprende por sus cualidades dinámicas del motor de tres cilindros y 72 CV, pero sobre todo porque se inscribe en un segmento muy poco ensayado, Aquel que reúne, y son muy pocos los socios llamados a este club, a los coches ciudadanos que vienen especialmente equipados con elementos de lujo. El techo practicable de lona eléctrico, la tapicería de cuero y la caja de cambios automática con levas en el volante no son elementos muy comunes entre los coches urbanos y menos por el precio de salida de este Toyota Aygo.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 998 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 72 CV a 6.000 rpm

Par máximo: 93 Nm a 4.400 rpm

Cambio: Automática manual pilotada de 5 relaciones

Neumáticos: 165/60 R 15

Carrocería

Nº de plazas: 4

Peso en vacío: 935  kg

Depósito de combustible: 35 litros

Largo/Ancho/Alto: 3.465/1.615/1.460  mm

Vía delantera/trasera: 1.430/1.420 mm

Distancia entre ejes: 2.340 mm

Capacidad del maletero: 168 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 160 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 15,2 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 4,9/3,8/4,2 l/100 km

Emisiones: 95 gr CO2/km

PRECIO: 16.550 euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here