Compartir

Bentley, bajo los auspicios tecnológicos del grupo Volkswagen, y la influencia directa de Audi, tiene por costumbre distinguirse del resto de competidores.

Pero en el Bentley Bentayga Speed no solo influye el lujo y los refinamientos para conseguirlo. Ahora la versión Speed lo mantiene en la cima gracias a sus impresionantes prestaciones.

Concebido en Reino Unido, será presentado en el próximo Salón de Ginebra y se caracteriza, primero por utilizar una denominación que la marca emplea desde 2007, con la que define siempre sus versiones más potentes y deportivas.  Y no es para menos. Esta nueva versión del SUV Bentayga utiliza el motor W12 de 6 litros de cilindrada para el que anuncian 635 CV y 900 Nm de par, potencia suficiente para casi “teletransportarlo”, ya que para el crono en solo 3,9 segundos a su paso por los 100 km/h y alcanza nada menos que los 306 km/h de velocidad máxima. Con estas cifras no existe ningún otro SUV que sea capaz ni tan siquiera de hacerle sombra en esta apartado.

Los cambios en el estilo en esta versión Speed van también en este sentido, con llantas exclusivas de 22 pulgadas, adornos en tonos oscuros, estribos laterales y un spoiler en el portón trasero. Por supuesto los cambios más importantes se han realizado en el interior, ya que como siempre se intenta sublimar el lujo. El pespunteado de contraste en su tapicería, los tiradores de puerta exclusivos y otros detalles confirman que no estamos ante una versión normal, si puede hablarse de normalidad en este SUV Bentayga. Además y como opción, los asientos pueden tener hasta 22 diferentes regulaciones eléctricas.

El Bentley Bentayga Speed siempre utiliza un sistema de tracción integral, con un diferencial electrónico con bloqueo y una selección de 8 programas para convertir su funcionamiento y el control de su enorme potencia casi en un juego de niños. Por supuesto se ha analizado profundamente su sonido, adaptando el sistema de escape a estas nuevas exigencias. Dispone además del Bentley Dynamic Ride – ¿Les suena de Audi?- que realiza el control activo del balanceo, consiguiendo un paso por curva más agil y equilibrado, a pesar de su envergadura y peso.

Por último, no debemos preocuparnos de que a semejante velocidad no seamos capaces de pararlo en un recortado espacio. De serie lleva un conjunto de frenos cerámicos preparados para trabajar hasta los 1.000 grados de temperatura. Son los más grandes y potentes que ha llevado nunca ningún Bentley.

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here