Compartir

El lanzamiento del Kia Ceed Tourer representa además de un cambio de generación, una profunda renovación de la filosofía de producto de Kia

La marca coreana abandona completamente en Europa la línea de vehículos monovolumen, ya únicamente representada por el Kia Carens, que ha dejado de producirse, como completa cesión a las tendencias que se viven en Europa, en donde el avance SUV es incuestionable.

Creemos que la marca no pretende sustituir al completo el concepto. Un modelo familiar como el Kia Ceed Tourer queda un poco por debajo de un monovolumen convencional, como el mencionado Carens, sobre todo en lo que se refiere a habitabilidad total, incluida la cota de altura. Lo que sucece es que se demuestra palmariamente que este tipo de vehículos familiares, como hemos comentado ya, agobiados por los SUV, han hecho reconvertir los esfuerzos, apostando plenamente más por el concepto SW, que mejora aspectos como la eficiencia, el precio e incluso el dinamismo en terrenos más virados, y continuan teniendo una enorme demanda en centro europa y en otros países como Italia y Portugal.

Práctico y estético

Centrándonos ya en el Kia Ceed Tourer, la realidad, y siempre hemos defendido este tipo de carrocería, es que este nuevo vehículo se presenta como una opción evidentemente práctica. Además, y según el nivel de acabado, podemos encontrar una versión con unas dosis de dotación buenas o muy buenas, ya que Kia arranca su gama con dotaciones muy completas.

Con una habitabilidad interna similar a la de la berlina, los 625 litros de maletero establecen un atractivo definitivo para aquellos que, debido a cargas familiares por encima de la media, o simplemente por aficiones que exijan cargar con elementos más voluminosos de lo normal, precisen de un vehículo con una capacidad de carga mayor . En este sentido se ha trabajado mucho y gracias a los sistemas de estibaje que se han desarrollado, todos los objetos viajaran convenientemente sujetos. Nos estamos refiriendo a la completa disponibilidad de redes de separación o railes que permiten sujetar de forma muy segura la carga, separandola del habitáculo.

Motores diésel y gasolina

El Kia Ceed Tourer se ofrece con motores diésel y gasolina. El primero es un 1,6 litros que en función de reglajes, proporciona 115 o 136 CV de potencia. Los dos de gasolina con un 1.0 tricilindrico de 120 CV o un 1.4 de 140 CV. Los motores de 120 y 115 CV solo se ofrecen con un cambio manual, mientras que los de 140 o 136 estan también disponibles con un cambio de doble embrague de 7 marchas.

Hemos podico conducir el básico de gasolina y el más potente en diésel con cambio de doble embrague. El primero se muestra voluntarioso, aunque no tiene el refinamiento de uso esperado, ya que el sonido del motor se hace quizás demasiado patente. A velocidades mantenidas, sin embargo, se comporta con suavidad.

El segundo, y salvando las distancias, es el mejor aliado de esta carrocería, incluido el cambio de marchas. Si tenemos en cuenta que el Kia Ceed Tourer es un coche pensado para viajes frecuentes,y que se utilizará más cargado, los 136 CV del motor diésel de cuatro cilindros se muestran muy indicados, aunque logicamente el precio no sea el más competitivo.

Cuando probemos el diésel de 115 CV podremos hablar de la idoneidad o no de este motor, aunque por sus datos de prestaciones y su precio: parte desde los 16.812 euros y hasta los 23.512 con una aceleración de 11,1 segundos en llegar a los 100 km/h, creemos que tiene argumentos para situarlo seguramente entre los más demandados, si nuestro kilometraje anual lo aconseja.

Los precios con descuentos van desde los 14.900 euros para el 1.0 T-GDi Concept de gasolina, hasta los 25.812 del 1.6 CRDi GT Line DCT 136 CV. Ya está a la venta.

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here