Compartir

Porsche no deja de sorprendernos. Cuando ya pensábamos que lo suyo iba a ser la electricidad en sus múltiples facetas, y que iba a dejar los motores térmicos de lado, va y anuncia por sorpresa una nueva carrocería para el SUV más carismático de su gama.

Se trata de un Cayenne más deportivo, con una carrocería tipo coupé, con la luneta posterior más inclinada, lo que le sitúa en la línea de muchos de sus rivales naturales firmados por Audi, Mercedes o BMW.

Lo que más destaca sin duda es la inclinación de la zaga, que se completa con un notable spoiler. Casi no se nota, pero la altura del techo es 20 mm más baja que en el Cayenne clásico, por lo que el parabrisas delantero es algo más pequeño. Además se rediseña la zona de las aletas traseras, proporcionándole 18 mm más de anchura lo que contribuye aún más a conseguir un aspecto musculoso.

El mencionado spoiler de techo es adaptativo en función de la velocidad, elemento tomado también del modelo convencional. Se extiende hasta 135 mm cuando sobrepasamos la velocidad de 90 km/h.

Techo de fibra de carbono

La búsqueda de la ligereza se demuestra con la adopción de un techo completamente realizado en carbono como opcional. De serie el techo es de cristal fijo. Este material ligero, como en el GT3 RS, está disponible en uno de los tres paquetes deportivos ligeros, que incluyen además nuevas llantas de 22 pulgadas de peso reducido, asientos con la parte central en una deportiva tela ajedrezada y otros detalles y adornos en carbono y tejido Alcántara para el interior.

Como elementos de serie, el Cayenne Coupé se entrega con dos asientos individuales, pero también están disponibles los asientos confort típicos del modelo y hasta cuatro asientos deportivos. La marca anuncia un maletero de 625 litros.

En la fecha de su lanzamiento, finales de mayo, el Cayenne Coupé dispondrá de un motor turbo de seis cilindros que proporciona 340 CV. Será la opción básica, y consigue 243 km/h y acelerar en 6,0 segundos de 0 a 100 o en 5,9 si lleva el paquete Sport Chrono. Por encima se sitúa un musculoso V8 con 550 CV para la versión Cayenne Turbo Coupé, con  286 km/h de máxima y 3,9 segundos de aceleración. Los consumos anunciados son de 9,4 litros para el Cayenne Coupé y de 11,4 para la versión Turbo.

La marca anuncia que ya se pueden realizar pedidos, y como de costumbre, facilita los precios desde el principio. La versión de arranque costará 97.217 euros, mientras que el Turbo sube hasta los 169.029 euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here