Compartir

Siguiendo muy directamente los dictados de los últimos lanzamientos de la marca, Fiesta y Focus, Ford se esmera en el lanzamiento del nuevo SUV compacto Kuga, al que proporciona unas dosis de tecnología nunca vistas en este modelo.

Aunque solo sea porque el nuevo Kuga anuncia claramente que se apunta a la electrificación, con variantes hibridas, puede decirse que disfruta de un nivel tecnológico nunca visto en este modelo. Este Ford Kuga se encuadra en el segmento medio SUV, el que regista la mayor demanda de todo el mercado nacional.

Su estilo exterior es rompedor con el de la anterior generación. Más redondeado, más aerodinámico e incluso con diferentes proporciones ya que es ligeramente más bajo. Tiene un capó más largo e incluye una plataforma con una distancia entre ejes mayor.  Es 8,9 cm más largo, 4,4 cm más ancho y 2 cm más bajo. Mide 4.613 mm de longitud, 2.710 mm de distancia entre ejes, 1.882 mm de anchura y 1.682 mm de altura, lo que le proporciona incluso un aspecto más deportivo.

Más ligero y habitable

Con todo esto, el estilo es muy diferente y hasta que lo veamos al natural, parece que mucho más moderno, personal y atrevido. Además se afirma que el peso total se reduce hasta en 90 kg, a pesar de que aumenta la rigidez a la torsión de forma notable.

El espacio interior es más generoso, sobre todo el que se reserva para las piernas atrás. Ofrecerá los acabados naturales de la marca, entre los que destacan el completo Titanium, el deportivo ST-Line y el lujoso y bien equipado Vignale.

Los motores convencionales responden a la tecnología EcoBoost para los gasolina y EcoBlue para los diésel. Estos últimos con la incorporación del sistema de reducción catalítica. Los de gasolina EcoBoost de 1,5 litros se ordenan por su potencia es dos escalones: 120 y 150 CV e incluyen un sistema de desactivación de cilindros para optimizar los consumos.

Los diésel también se organizan en dos categorías. Un dos litros se sitúa en la cima con sus 190 CV de potencia. El excepcional 1.5 de 120 CV se coloca como la opción con mejor compromiso entre prestaciones y consumos.Anuncia una media WLTP de 4,8 litros.

La transmisión está encomendada a un cambio automático de 8 relaciones, disponible para los motores de diésel. La tracción integral irá también unida al diésel, pero solo al de 190 CV. Además de los sistemas de seguridad ya convencionales y conocidos, que estarán disponibles según acabados, el nuevo Ford Kuga incorpora un sistema de localización del vehículo, para que no tengamos que buscar nuestro coche en los grandes aparcamientos de centros comerciales o aeropuertos.

Un indicador nos proporciona una clara reseña del estado del vehículo, gasolina, nivel de aceite, etc. Se podrá abrir de forma remota, incluyendo también arranque, pero solo para las versiones con el cambio automático. Incluirá una llamada de socorro en caso de accidente que haga saltar los airbags. También estrena la pantalla Head-up y la última generación de asistentes para aparcamiento automático  tanto en línea como en batería.

Sistema de hibridación suave

Sin embargo, y con ser avanzada la tecnología de todos estos sistemas de seguridad, confort o comunicaciones, lo más destacable de este nuevo modelo es la disponibilidad en su gama de una versión híbrida a la moda. Se trata de un sistema de 48 v de hibridación suave pensada para reducir los consumos. Está compuesto por un arrancador generador y una batería suplementaria de 48 v refrigerada por aire. El sistema asiste con niveles ligeros de par al motor térmico. Se aplica al motor EcoBlue de 150 CV.

Ofrecerá una versión que sí puede catalogarse como híbrida, ya que podrá recargar sus baterías en un enchufe doméstico. Tiene una autonomía como eléctrico puro de 50 km. Utiliza un motor de 2,5 litros ciclo Atkinson y una caja de cambios automática especial desarrollada por Ford. Esta versión estará disponible en 2020 con los sistemas de tracción delantera o integral. El nuevo Kuga llegará a finales de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here