Compartir

La posibilidad de adquirir un vehículo eléctrico puro que sea versátil, práctico y muy utilizable nace con este nuevo SUV firmado por Kia. La versión eléctrica pura realizada sobre el Niro tiene unas características hasta ahora poco conocidas.

Adquirir un vehículo eléctrico que se adapte a nuestras necesidades de movilidad cada vez es una posibilidad más realista. Sus tres mayores inconvenientes, tiempo de recarga, autonomía y precio parece que se están corrigiendo de una forma erficaz y rápida.

Kia, que ya comercializa versiones hibridas convencionales, HEV; e hibridas enchufables PHEV para su SUv Niro, por cierto con un especial y atractivo estilo. Ahora cierra la terna con el lanzamiento de una versión eléctrica pura con dos tipos de tecnología, una provista de baterías de 39 kW/h y otra que eleva esta capacidad de almacenar energía eléctrica hasta los 64 kW/h.

Estilo exterior especial

Se estilo exterior esta trufado de detalles “eléctricos”. Llama la atención la zona delantera, en la que cambia la rejilla por una pieza cerrada en la que se incluye una tapa para ocultar y proteger el enchufe por el que recibe la energía para recargar los acumuladores. Los paragolpes son también diferentes, los grupos ópticos son de led. En el frontal y en todo el perímetro se distribuyen algunas molduras acabadas en tonos azules para diferenciar o indicar que estamos ante un coche eléctrico.

En el interior, menos cambios, a no ser por la incorporación de una remozada consola central. Esta incluye ahora un mando giratorio para seleccionar las posiciones convencionales del cambio de relaciones, el nuevo freno de mano eléctrico, los interruprotres de la calefacción de los asientos y volante, y el selector de modos de marcha entre otros.

Interior especial

Para el salpicadero también se eligen los tonos azules y según las versiones, dispone de tapicerías de diferentes tonos y calidades, incluyendo en el pack Luxury la tapicería negra de piel con pespuntes azules. También destaca la nueva pantalla táctil de 7 pulgadas, con información exclusiva del funcionamiento del coche eléctrico puro. Nos informa de la autonomía restante, el flujo de la energía o, a través del GPS localiza los puntos de recarga más próximos.

El cuadro de instrumentos en totalmente virtual, utilizando otra pantalla de 7 pulgadas en donde se reflejan detalles de la conducción. Incluso se calcula el estilo de conducción para compararlo con lo que sería una conducción económica.

Pero sin duda lo más importante es el sistema eléctrico empleado por el Kia e-Niro.  La oferta está compuesta por dos tipos de batería. Una para largas distancias de 64 kWh y con la que podremos recorrer hasta 455 km en el ciclo WLTP. Según este ciclo en ciudad, en donde hay más recuperación de energía debido a las múltiples paradas, el e-Niro consigue una cifra de 615 km según el mismo sistema de medida, pero las variaciones pueden ser muy grandes en función del tipo y estado del tráfico. La potencia es de 204 CV con 395 Nm de par, con lo que acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,8 segundos.

136 CV y casi 300 km de autonomía

Para el e-Niro se ha desarrollado otra versión con una batería de 39,2 kWh, lo que le proporciona una autonomía de 289 km. Esta versión proporciona 136 CV con el mismo par que el anterior, aunque la cifra de aceleración pasa a los 9,8 segundos. Por otro lado la recarga, para pasar del 20 al 80 por ciento de la carga requiere 42 minutos en un cargador de 100 kW.  

El Kia e-Niro dispone de hasta 4 niveles de recuperación de energía. Según el programa elegido se recuperará más o menos energía en las frenadas. El programa One Pedal, puede incluso ahorrarnos la frenada convencional al llegar a una retención, sea un semáforo o un embotellamiento. En la instrumentación se nos muestran los kilómetros que hemos ahorrado con la gestión del sistema de recuperación. Puede decirse que llevamos un profesor particular que nos puede ayudar a aprender cómo ser un conductor más eficiente.

El nuevo Kia e-.Niro dispone de todos los sistemas de seguridad y confort, en función del nivel de acabado. Ofrece lo que en Kia han denominado el DriveMode Select, en el que podemos elegir en cada momento un tipo de conducción: Sport, Eco, Eco+ y Normal, modificándose la ayuda a la dirección y la personalidad del sistema de propulsión, aunque lógicamente influye también en el consumo de electricidad.

Potencia, refinamiento y economía de utilización.

Hemos podido conducir la versión más equipada y potente de este nuevo vehículo eléctrico puro, y la verdad es que se nos ha mostrado como una posibilidad nada limitada para una utilización diaria. Fuera de los problemas de recarga, que son exclusivos de cada caso, los 450 km de autonomía, para un conductor tipo que realice entre 50 y 60 km diarios, casi nos señala que, recargando los fines de semana, tendremos un vehículo listo para los desplazamientos de toda la semana. Si lo enchufamos siempre que lleguemos a casa, por la mañana lo tendremos a tope de carga por lo que pueda pasar, o por si tenemos la obligación puntual de recorrer más kilómetros en un solo día.

El comportamiento es especialmente satisfactorio. Sus aceleraciones son impresionantes y manteniendo cruceros normales en carretera, su autonomía puede llegar al máximo con solo jugar un poco con los programas de recuperación de energía. Ni que decir que en ciudad, trabajando con estos mismos programas y en la modalidad Eco o Eco+, la autonomía puede ser incluso superior a la anunciada.

En Kia e-Niro tiene una garantía de 7 años, la usual del fabricante y 150.000 km. Su gama de precios arranca en los 35.485 euros, que se quedan con todos los descuentos en 31.150 euros, para la versión Concept con menos potencia. La gama culmina con con el Emotion de 204 CV por 42.985 euros, que con los descuentos desciende hasta los 39.355 euros. Los descuentos son una base de 1.815 euros y otro de la misma cantidad en todos menos en el básico concept,que sube hasta los 2.520 euros, por financiación con la marca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here