Compartir

Sustituir un coche fundamental en la gama de Peugeot es complicado. Pero si a una interesante y bien estructurada gama, le unimos un coche con futuro, un coche totalmente eléctico, las cosas parecen más sencillas.

Peugeot se estrenó en el campo de la electricidad con un vehículo híbrido. Se asociaba a un motor eléctrico otro térmico, pero alimentado por gasóleo. Sin embargo, parecía que Peugeot habia dejado un poco de lado la electrificación de sus productos.

Nada más lejos de la realidad. Enl el nuevo y especial Peugeot 208, una de los pilares de la gama del constructor francés, tendrá desde el principio una versión completamente eléctrica y según prece con una excelente tarjeta de presentación.

El Peugeot 208 está desarrollado sobre la plataforma CMP, pensada para los modelos de los segmentos del 208 y del 308.  No solamente contempla la posibilidad de albergar motores diésel y gasolina, también puede recibir todos los elementos técnicos que forman parte de un vehículo eléctrico.

Uno de sus principales argumentos, además de esta modularidad de esta plataforma, es su ligereza, con un ahorro de 30 kg, Pero también aporta una mayor rigidez, lo que tiene efectos muy positivos sobre el confort de marcha, al disminuir el ruido, reduciendo al mismo tiempo la resistencia a la rodadura.

Motores termicos eficientes

La disponibilidad de motores térmicos en el nuevo 208 es bastante amplia. La oferta principal será de gasolina, con varias versiones del motor Pure Tech tricilindrico, con 75, 100 y 130 CV, estos dos últimos disponibles con la estupenda caja de cambios de 8 relaciones. La eficiencia del diésel está contemplada con el 1.6 BlueHDi de 100 CV, en un principio siempre con caja de cambios manual de 6 relaciones.

Pero no todo ha sido innovación técnologina a base de electricidd. El nuevo Peugeot 208 estrena una nueva definición de su i-Cockpit más perfeccionado, para evitar los problemas de visión del cuadro de instrumentos que se podían generar. Con todo esto se consigue mejorar el confort e incluso la seguridad.

Dependiendo del acabado, puede tener hasta dos niveles de suministro de información: una pantalla elevada en la que los datos se proyectan, y otra en el centro que podrá ser de 5, 7 o 10 pulgadas. También se ha trabajado en la disposición y tacto de los diversos mandos y la definición del espacio delante del conductor es ahora más envolvente.

e-208, una versión muy interesante

La oferta de una versión eléctrica del 208 estará disponible desde el principio. Eso demuestra que la energía eléctrica, la batería y el funcionamiento cero emisiones han llegado plenamente a PSA. Dispone de un motor de 136 CV de potencia con tres modos de conducción. Eco, en el que se proporciona prioridad al consumo energético. Normal, según la marca es la idónea para un uso diario. Por último, el modo Sport, disponible para proporcionar prioritariamente prestaciones y casi deportividad.

Un aspecto muy importante es la posibilidad de disponer de dos sistemas de frenada. Normal, con un funcionamiento idéntico al de un vehículo convencional. La otra posibilidad de frenada aumenta su rendimiento, se controla con el pedal del acelerador y busca mejorar la recuperación de energía.

En teoría nada se está olvidando en este nuevo modelo. Por ejemplo, la climatización dispone de una resistencia para calentar el habitáculo. Además, una bomba de calor proporciona similar confort al de un coche equipado con un motor térmico. También se puede programar a distancia la temperatura del habitáculo. La habitabilidad y la capacidad del maletero de esta versión eléctrica se mantiene en los mismos niveles que las versiones térmicas y eso que lleva baterías con un volumen de 220 litros. 

También es importante comentar que se anuncia una autonomía de 340 km reales y una garantía para la batería de 160.000 km u 8 años para un 70 % de su capacidad. Desde un enchufe doméstico se carga en 16 horas. Con un Wall Box en 5h 15 minutos con 11 KW y en 8 horas con 7,4 KW. En un cargador público de 100 KW el 80 por ciento de la carga se consigue en solo 30 minutos. Por supuesto se ofrece una aplicación para controlar el nivel de carga e incluso la recarga desde nuestro Smart Phone.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here