Compartir

La moda de los SUV representa un reto importante de los fabricantes, que han debido ajustar su oferta a estas nuevas exigencias del mercado.

Con este nuevo SUV la marca alemana completa su gama, que muestra una juventud envidiable, ya que con el Tiguan, en sus dos versiones de 5 y 7 plazas, el novísimo Touareg, el original T-Roc y ahora este T-Cross, puede decirse que tienen un vehículo para cada necesidad.

En el segmento inferior

El Volkswagen T-Cross arranca justo por debajo. Se trata de la versión de VW del Seat Arona y que en muy poco tiempo tendrá un tercer representante en el grupo firmado por Skoda. Mide 4,11 m de longitud, 1,56 m de altura, con un amplio interior y un maletero que varía entre 385 y 455 litros gracias al desplazamiento de 14 cm de la banqueta trasera.

Los motores que ofrece de entrada son todos sobrealimentados, destacando los tricilindricos de gasolina, con 95 y 115 CV, seguramente los más demandados y recomendables. Si queremos diésel la marca recurre al 1.6 litros TDI de 95 CV. NO dispone de tracción a las cuatro ruedas, pero si cambio manual de 5 y 6  relaciones, o el DSG de 7. El motor de gasolina solo va con el manual de 5, mientras que el de 115 CV se puede elegir unido al cambio manual de 6 o al DSG de 7.  El diésel solo está disponible con el cambio manual de 5 relaciones. 

Por supuesto los sistemas de ayuda a nivel de seguridad forman parte de la gama T-Cross, bien como elementos de serie o como opcionales según los acabados Edition, Advence o Sport, incluyendo para el acabado Sport el paquete R-Line que realza la deportividad.

La marca de Wolfsburg no descansa. Llagarán modelos para el mercado chino, un Pick Up basado en el prototipo Tanoak. Anuncia además para 2020 un SUV totalmente eléctrico. En total, a nivel mundial, Volkswagen lanzará entre 2016 y 2020 un total de 12 modelos en este competido segmento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here