Compartir

El Citroën C1 Urban Ride se encuadra dentro del segmento de coches ciudadanos.

Son muy prácticos, pero también muy limitados, al especializarse casi en su totalidad en los entornos urbanos. Solo el segmento superior, el que engloba por ejemplo al C3,  ya muestra muchos más argumentos para realizar algún viaje menos esporádico.

Sin embargo, las marcas tratan de seducir a un público más joven con versiones muy especiales. Además, la búsqueda de los menores consumos ha conseguido ejemplares muy eficientes, que en el entorno urbano y los alrededores se mueven con un reducido consumo de combustible, generalmente gasolina, ya que el diésel es poco menos que anecdótico, por no decir inexistente.

Para ciudad pero con estilo

Este es el caso del Citroen C1 Urban Ride, que se distingue por unos pasos de rueda más anchos, carcasas de espejos retrovisores en blanco y unas llantas de aleación especiales de 15 pulgadas, además de algunas pegatinas y adornos que definen esta colección especial. También estrena un nuevo tono exterior de carrocería Rojo Scarlet.

En su interior presenta nuevas tapicerías bitono en gris y blanco con pespuntes rojos, una banda de salpicadero exclusiva con otros detalles en blanco Porcelana y negro brillante. El motor elegido es el 1.0 de tres cilindros de 72 CV con cambio manual. Está ya disponible por 10.690 euros, que incluye la opción de cámara de visión trasera sin recargo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here