Compartir

Aunque para Renault el Koleos no ha sido nunca un vehículo de volumen, tener un SUV en lo más alto del segmento dentro de las marcas generalistas, no deja de ser importante.

El Renault Koleos nació como un vehículo trasladado directamente desde Corea al mercado europeo. Frente a la competencia, no tuvo el éxito apetecido, por lo que la marca se esmeró en desarrollar un SUV a gusto continental como el Kadjar. Aprovechó las plataformas y argumentos técnicos del Nissan Qashqai, al que no puede negársele un enorme éxito comercial a lo largo de los años.

Prueba Renault Koleos: Acierto con el cambio

Los beneficios comerciales han sido prácticamente inmediatos.Así demuestra que un producto debe cumplir las normas imperantes en el mercado al que va dirigido, y que es muy difícil importar gustos y estilos desde el extremo oriente.

Sin embargo Renault, decidida a aprovechar los mimbres que le ofrece Samsung desde Corea, los emplea para desarrollar un SUV de mayor tamaño, más potente y prestacional, pero sobre todo mucho más refinado y lujoso. No pretende alcanzar un volumen enorme, con lo que este traslado de bases no es excesivamente arriesgado.

Prueba Renault Koleos: Un SUV de notable tamaño

Así ha nacido el actual Koleos. Mide 4,67 m de longitud y en el se define un acabado se superlujo como es el Initiale París, al que no le falta prácticamente de nada en ningún aspecto. Además monta un único motor diésel de dos litros sobrealimentado que proporciona 175 CV. También unifica el cambio de variador continuo X-Tronic, combinándolo, según los tres acabados, con el sistema de tracción integral.

El modelo probado es el tope de gama en todos los sentidos. Tiene una presentación impresionante, con una combinación entre cromados y otros adornos exteriores que lo sitúan en un nivel muy alto. En ningún momento llega a ser un vehículo recargado, pero no pierde atractivo por los adornos estéticos que presenta en su carrocería. Su interior apuesta por el lujo y los mejores materiales, para remarcar que el confort de marcha es uno de sus argumentos principales.

Prueba Renault Koleos: No es barato, pero esta muy por debajo del de sus rivales Premium

Destacan sus perfectos asientos, sus materiales y los ajustes en cualquiera de sus rincones, que son dignos de un modelo Premium, pero sin el inconveniente que presentan a la hora de ir a pagarlos. No es que el Koleos sea barato, pero a igualdad de contenido, un BMW, un Mercedes o un Audi añaden a su tarifa cantidades más que respetables.

Por ejemplo, su rival Premium más cercano, el Audi Q5, sube hasta los 51.890 euros con un motor diésel de 190 CV, cambio automático y tracción total. Pero si le cargamos con los extras que lleva de serie el Renault Koleos, puede pasar de los 9.000 euros de diferencia inicial hasta cerca de 20.000. De BMW y Mercedes mejor no hablar.

Puestos en carretera el Koleos busca casi como única premisa el confort de marcha. La verdad es que lo consigue. Muy bien amortiguado, sus tarados nos aíslan perfectamente de lo que se desliza bajo los neumáticos.

Prueba Renault Koleos: Suave y confortable para viajes largos

A este comportamiento de alfombra voladora también contribuyen los generosa monta de neumáticos, unos 255/55 montados en llantas de 19 pulgadas.  Una suspensión regulable, aunque solo fuera en amortiguación, hubiera redondeado el producto haciéndolo algo más universal.

El motor elegido nos mueve perfectamente. Quizás echamos de menos algo más de potencia, aunque solo fuera para mejorar algún punto el comportamiento del cambio de marchas CVT. Por nuestra experiencia, funciona mejor cuanto más potencia tengamos bajo el pie del acelerador.

Lo mismo que si la marca hubiera elegido un cambio de doble embrague, aunque ya sabemos que este tipo de cambios en Corea y Japón siguen siendo los preferidos. Los consumos en prueba se situaron en los 7,8 litros a los 100 km.

Prueba Renault Koleos: Cambio CVT

El actual X-Tronic, unido a este motor de 175 CV, en algunas circunstancias se queda dudando, y necesita subir la velocidad del vehículo para que permita al motor tomarse un descanso y bajar notablemente de revoluciones.

Desde luego en donde se comporta bien es en ciudad, tratado con suavidad, o en carretera a velocidades de crucero mantenida. Donde peor va es en tramos virados en los que intentamos llevar un buen ritmo, y sobre todo si estos son de un empinado puerto de montaña.

Nada de realizar una conducción deportiva, para la que el Koleos directamente creemos que no está pensado. Sin embargo eso no debe tomarse como un defecto sino más bien como un síntoma de su marcada personalidad.

Como colofón, y para mencionar  otro de sus defectos, creemos que los espejos retrovisores deberían ser algo más pequeños. Estos, junto con el grueso montante delantero, nos restan mucha visibilidad de peatones o ciclistas.

En resumen es bastante positivo. El Renault Koleos es indicado si queremos disfrutar de un coche lujoso, bien presentado, confortable, muy viajero. Además tiene un precio muy competitivo para lo que ofrece. Todo es de serie, y cuando decimos todo, solo debemos mencionar la pintura especial o metalizada y el techo solar, por 670 y 1.190 euros respectivamente. De esta forma es imbatible por un mínimo de un 50 por ciento de precio, y eso si como ya comentamos, lo comparamos con el Audi Q5, el modelo más cercano.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.995 cm3

Tipo de combustible: Gasóleo

Potencia: 175 CV a 3.750 rpm

Par máximo: 380 Nm a 2.000 rpm

Cambio: Automático tipo CVT con tracción integral

Neumáticos: 225/55 R 19

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.839 kg

Depósito de combustible: 60 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.672/1.843/1.678  mm

Vía delantera/trasera: 1.591/1.586 mm

Distancia entre ejes: 2.705 mm

Capacidad del maletero: 498 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 204 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,2 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 7,0/6,0/6,4  l/100 km

Emisiones: 168 gr CO2/km

PRECIO: 43.000  euros

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here