Compartir

Hasta la llegada del Seat Arona, el Renault Captur se mostraba como el líder casi indiscutible del segmento SUV de pequeño tamaño, algunas veces con el permiso del Peugeot 2008.

Los últimos cambios realizados en el Captur han afianzado sus vocación de líder, manteniendo una tendencia muy constante, que le ha permitido hacer frente a la llegada de nuevos rivales con bastante dignidad, podríamos decir que con toda la dignidad posible.

Este es el segmento más poblado dentro del segmento SUV. Representa ya el 17,5 por ciento del mercado. Si continúa con la introducción de nuevos tenores, estamos pensamos en el nuevo y próximo Skoda Kamiq o de un representante de Kia más ajustado a este segmento,  seguro que del cuarto lugar pasará a relevar a la categoría de los turismos compactos del actual tercer lugar y quién sabe si podría llegar hasta el de los utilitarios, que reciben ahora el 21 por ciento de los pedidos.

Estilo y buena presentación general

El Renault Captur es sin duda un coche que entra por los ojos. Su estilo es muy atractivo y cumple con rotundidad las premisas que se suelen hacer a un vehículo SUV. Es ligeramente más alto que el resto, tienen buena habitabilidad y en su interior encontramos detalles como el deslizamiento de la banqueta trasera, que aumenta su versatilidad.

Además las combinaciones de tonos del techo y carrocería han sido especialmente estudiadas, consiguiendo un diseño que le sitúa como alumno destacado en nuevas tendencias estéticas, aunque la verdad es que los más conservadores también podrán definir un estilo mucho más discreto.

El Renault Captur entra por los ojos

Está muy bien presentado, con detalles innovadores y prácticos, como la tapicería con fundas a base de cremalleras. Ofrece unos buenos asientos delanteros y un interior lleno de modernos detalles. La postura al volante se consigue fácilmente y se muestra como un coche, que a pesar de su tamaño y potencia, nos permitirá grandes desplazamientos son demasiado cansancio. Una crítica, la guantera se abre como si fuera un cajón, lo que puede verse dificultado si el acompañante viajar cerca del salpicadero, para poder así apoyar sus pies en la zona delantera del suelo del vehículo.

Cuando nos vimos frente al Renault Captur y analizamos sus características técnicas, nos entraron algunas dudas de sus posibilidades cuando lo sacáramos de la ciudad y su entorno.

En los desplazamientos diarios y en esas vías de circunvalación que tanto utilizamos para movernos, la verdad es que no plantea al más mínimo problema a nivel de prestaciones. Quizás la precisión del cambio de marchas podría ser mejor, pero es cuestión de acostumbrarse y mover la palanca de cambios con más lentitud.

Sin embargo, nuestras dudas se centraban en cómo se comportará cuando nos enfrentáramos a un viaje largo. La verdad es que en este sentido nos ha sorprendido.

Bajos niveles de par

140 Nm son pocos, esa es la verdad, por lo que no podemos decir que el motor del Renault Captur sea excesivamente elástico. Debemos trabajar con la caja de cambios para mantenerlo por encima claramente de las 2.500 rpm, y mejor en el entorno de las 3.000.

Así la verdad es que en carretera tenemos una reserva de aceleración que ayuda a recuperar sin problemas, permitiéndonos mantener durante bastante tiempo la palanca de cambios en la quinta relación.

Lo que no resultan excesivamente recortados son los consumos. Será complicado bajar de los 7 litros en total y más si viajamos a unos cruceros mantenidos justo en los límites. Además, si le sumamos una carga media tirando hacia arriba, tres ocupantes y equipaje, podríamos resumir que los consumos incluso resultará algo superiores a poco que el trazado no sea excesivamente plano.

Correcto y generoso

Sin duda es una buena opción esta versión del Renault Captur animado por el motor tricilindrico de 90 CV de potencia. No hay que pedirle más, pero la realidad es que los viajes no resultan todo lo tediosos que las cifras podrían anunciar. Acelerar en 13,1 segundos no es una cifra que sobre el papel entusiame precisamente, sobre todo cuando se trata de realizar un adelantamiento, pero como ya hemos comentado, tampoco nos impide disfrutar de una buena reserva de aceleración.

Esta nueva edición de Renault Captur mantiene la frescura del modelo y le situa a unos niveles muy notables de competitividad en el segmento. No es de extrañar, ya que atesora los valores que se exigen a este segmento SUV. Es practico, versátil, cómodo y tiene un diseño que resulta de los mejores de la fabrica del rombo y por precio, la verdad, es que está en la línea de sus competidores, incluso aventajando a algunos de ellos.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 898 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 90 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 140 Nm a 2.250 rpm

Cambio: Manual de 5 relaciones

Neumáticos: 205/55 R 17

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.248 kg

Depósito de combustible: 45 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.122/1.778/1.556  mm

Vía delantera/trasera: 1.531/1.516mm

Distancia entre ejes: 2.606 mm

Capacidad del maletero: 455 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 171 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 13,1 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 6,5/4,8/5,4 l/100 km

Emisiones: 124 gr CO2/km

PRECIO: 19.700  euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here