Compartir

En el grupo Hyundai han estado plenamente activos cuando se ha tratado de desarrollar nuevos productos. Este Kona es un ejemplo, aunque no deberíamos considerarle como un SUV, por lo menos en la amplia extensión de la palabra.

Desde hace mucho tiempo, Hyundai ha ofrecido entre su gama algunos brillantes representantes del segmento SUV. Denominaciones como Santa Fe, Tucson o iX 35 han contribuido a desarrollar una oferta brillante, aunque en determinados momentos algo limitada.

Nos estamos refiriendo a la oferta en Europa, ya que nombres como Veracruz o Palisade también se han unido a los modelos mencionados, pero solo en algunas áreas de influencia de esta marca.

Como aseguran en su publicidad, Hyundai nos pasa la responsabilidad de definirlo, porque en realidad más estamos ante un compacto por sus 4,16 m de longitud, que ante un SUV digamos tradicional.

Visto en todo su perímetro es más un turismo llevado hasta el todo camino. Lo notamos por su peculiar frontal, sus pasos de rueda protegidos por defensas de plástico, la inclinación de la luna trasera y la originalidad de los grupos ópticos, que se encuentran repartidos en la zona delantera en tres conjuntos independientes, o en la zaga, con una estructura original compuesta por dos estructuras bien separadas.

Mucho y buen diseño

En uno de los aspectos que más convencen del nuevo Kona. Su estilo ha sido trabajado diríamos que con brillantez, lo que repercute en el interés que está despertando en un mercado ávido de nuevos impulsor en lo que al estilo se refiere.

Su interior es más convencional. Aunque entendemos este adjetivo por su comparación con otros de sus rivales, que ya han innovado. Está lejos de lo que anteriormente encontrábamos en un turismo o SUV clásico, y se nutre de originalidad en las formas  los tonos y la disposición de algunos de sus elementos de conducción.

Es un modelo que gusta a primera vista. Bien rematado, con combinaciones de colores en el interior que incluso sorprenden, como por ejemplo ofrecer cinturones de seguridad en tonos que se conjugan con los de la carrocería, ribetes en el mismo tono en los asientos y en los marcos de las salidas de climatización, o en el perfil que bordea la zona de la palanca de cambios. 

El Kona, como ya hemos visto, es bastante estilo. Su habitabilidad por otro lado es la normal para un vehículo de su envergadura, con un maletero solo correcto. Dentro de esa corrección también situamos su practicidad y las posibilidades de configurar el interior. No hay nada nuevo ni nada que quede por debajo de sus rivales, con excepción de aquellos que llevan la banqueta trasera con regulación longitudinal.

Buen confort y suavidad de marcha

Destacamos el confort de marcha, su excelente amortiguación y su silencio de marcha, aunque si le pedimos todo lo que nos puede dar, y que no es poco, emite un sonido que sube con rotundidad los niveles a los que nos tiene habitualmente acostumbrados.

Nos ha gustado el motor, con sus 177 CV de potencia y un par que quizás se queda un tanto escaso. No deja de ser un 1,6 litros. Sin embargo debemos subir devueltas y mantenerlo siempre por encima de las  2.500 rpm para encontrarnos en una zona en la que se encuentra más a gusto. Por encima, ya si realizamos una conducción más deportiva, veremos que la aceleración de 0 a 100 km/h que promete no es un simple anuncio. Además, la verdad es que el cambio de doble embrague nos permite aprovechar al máximo su personalidad.

Una personalidad con 177 CV que realmente dan para mucho. Además hay que mencionar que 7,7 litros de consumo es un tanto elevado, ya que en general la conducción realizada hubiera permitido una cifra menos rotunda. Los consumos oficiales nos parece muy, pero que muy optimistas. Si hubiéramos realizado una conducción a cruceros más elevados todo el tiempo pensamos que se hubieran superado los 8 litros con generosidad y se flirtearía con los 9 en el caso de circular disfrutando del trazado de un puerto de montaña.

Destacamos el estilo del Kona. Nos ha gustado y mucho, lo mismo que sus cualidades dinámicas. Solo volver a mencionar los consumos, pero tenemos bajo el pedal 177 CV de potencia, lo que al margen de en sus prestaciones, se nota claramente cuando debemos repostar.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.591 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 177 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 265 Nm entre 1.500 y 4.500 rpm

Cambio: Automática de 7 relaciones

Neumáticos: 215/55 R 17

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.476 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.165/1.800/1.550  mm

Vía delantera/trasera: 1.563/1.572 mm

Distancia entre ejes: 2.600 mm

Capacidad del maletero: 361 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 210 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,9 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 6,9/5,8/6,2 l/100 km

Emisiones: 142 gr CO2/km

PRECIO: 27.850  euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here