Compartir

Buenas tardes Francis.

Soy fiel oyente tuyo del programa de Radio Marca “Marca Motor” y como el otro día te escuché dar esta dirección de correo electrónico como contacto para consultas, uso este canal si te parece adecuado.

Paso a exponerte mi caso por si pudieras ayudarme en base a tu experiencia y conocimientos:

Viajo diariamente de Talavera a Madrid por trabajo, que vienen a ser unos 230 km diarios. Aunque he llegado a hacer hasta 50 mil km al año, ahora vengo haciendo unos 40 mil. Eso sí, todos por autovía y muy poca ciudad porque incluso en Madrid me quedo en la Ciudad de la Imagen sin llegar a entrar en la capital.

Actualmente tengo un Toyota Auris híbrido del 2013 que hace justo dos años compré de segunda mano en concesionario oficial Toyota con 100 mil km y acto seguido lo transformé a GLP en un taller autorizado. En el momento de la compra al explicar mis intenciones al comercial de Toyota ya me informó de que si realizaba una modificación en el vehículo perdería la garantía de Toyota.

Mi experiencia con el GLP en estos dos años ha sido muy positiva. He hecho casi 80 mil km más al coche sin ninguna incidencia ni avería y ahorrando bastante con respecto a mi anterior diésel, hasta que el otro día volviendo a casa del trabajo al salir de la M-50 me salió en el salpicadero una avería en el sistema híbrido. Noté como el coche perdía potencia en las subidas y al llevarle al concesionario de Toyota me confirmaron que se había averiado el “inversor”, que por lo visto, es la pieza que cambia del motor eléctrico al térmico. El caso es que ya lo he reparado, y como Toyota no se hace cargo de la garantía al estar el coche manipulado, me ha costado la reparación 1.800€ con lo que todo el ahorro obtenido con el GLP se me ha ido al traste.

En el concesionario también me han comentado que les ha llegado algún taxista con Prius con GLP que se les “ha ido la culata” y ese es el miedo que tengo yo actualmente, que después de la reciente avería, siga con este coche y con los km que ya tiene, en cuestión de tiempo, tenga otra avería de culata o baterías que me cueste más que valga el coche.

Ante esta duda, me planteo qué hacer con el coche, si seguir con él en base al ahorro obtenido o intentar cambiarlo ahora antes de que se deprecie más y sobre todo, no tengo claro qué tipo de coche me conviene más en ese caso.

Ante la complejidad del mercado actual, me planteaba comprar un GLP de serie, tipo Clío, Fíat Tipo, Peugeot 208, etc.. que no consuman mucho y que teóricamente saldrán de fábrica con la culata reforzada o plantearme otras opciones del tipo Hyundai Ionic, o hasta algún híbrido enchufable o eléctrico, aunque estos últimos con muchas más dudas por su elevado precio y escasa autonomía (En esta remota opción tendría la ventaja de poder repostar en el trabajo, pero con la cantidad de km que hago yo, los eléctricos me generan dudas de que me aguanten en buen estado con el paso de los años, sobre todo por las baterías). Otra opción sería volver al diésel y buscar algún coche fiable que consumiera muy poco y me permitiera hacerle muchos kilómetros.

Te agradezco mucho tu tiempo y si me puedes hacer alguna recomendación respecto del cambio de coche y qué coche me conviene más en base a mis peculiaridades.

Muchas gracias y un saludo.

Respuesta

Hola

La verdad es que añadir GLP a un híbrido no deja de ser una operación de riesgo. De todas formas tu avería pienso que no tiene nada que ver con la transformación. El cambio de eléctrico a gasolina o GLP se realiza como dices por un inversor, que en teoria, o mucho me equivovo, no tiene que ver con el tipo de combustible que se utilice.

El GLP mejora la limpieza interna del motor

El gas licuado del petroleo tiene un efecto de limpieza mucho mayor que el de la gasolina, por lo que para prevenir la falta de lubricación, los fabricantes ya diseñan las guías de válvula y las válvulas contando con estas carencias. En tu caso no se han tenido en cuenta. Eso no quiere decir que vaya a estropearse, pero bajo mi modesta opinión, es mejor comprar un coche GLP que venga de fábrica, ya que incluye esas modificaciones en la culata.

Yo, sinceramente, me dejaria de tentar al demonio y me iria bien a un hibrido convencional, o a un coche con GLP o GNC, aunque estos últimos son más complicados de repostar por la ausencia de surtidores.

Entre hibridos y GLP, buscaria un GLP. Opel tiene buenos representantes con el Mokka. Renault tambien y como mencionas, Fiat incluye en su gama algún producto de estas características, aunque ceo que en los últmos tiempos solo son de su gama baja, 500 y Panda. Ford tenia una amplia gama, pero la verdad es que aparecen y desaperecen sin que la marca lo anuncie. Subaru y SsangYong tienen algún representante bifuel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here