Compartir

Con el Seat Ibiza TGI se ha realizado una arriesgada apuesta con sus modelos híbridos animados por gasolina y gas natural. Prioriza la cantidad de gas, en detrimento de la gasolina, a la que deja prácticamente como una solución de emergencia.

La prueba del Seat Ibiza TGI nos demuestran que el grupo VW ha apostado de forma única y decidida por el gas natural comprimido. Con esto se sitúa frente a una de las primeras limitaciones, la falta de estaciones de suministro. Un coche con GLP Gas licuado del petróleo- comercialmente conocido como AutoGas, lo tiene mucho más fácil, ya que la distribución en España corre en la actualidad a cargo de cerca de 700 estaciones de suministro.

Además pueden ser muchas más a corto plazo ya que son los principales suministradores de carburantes – Gasolina y diésel- los que lo ofrecen como una opción más en sus estaciones de servicio ya que el combustible es un derivado del petróleo, concretamente es una mezcla de butano y propano.

Sin embargo, y  pesar de que Cepsa parece que va a entrar en el negocio con una distribuidora de gas aliándose con Redexis, el problema es que únicamente se van a crear 80 estaciones de suministro hasta 2023. Es una cantidad escasa, aun sumándose a las casi 70 que existen en la actualidad,  y que si no se agiliza va a limitar la presencia de este tipo de vehículos a las zonas cercanas a los puntos de suministro.

En las zonas urbanas no habrá excesivos problemas para el Seat Ibiza TGI, pero en las zonas más rurales o apartadas, la posibilidad de conducir un vehículo de estas características va a ser casi imposible. Si tenemos curiosidad, en internet podremos constatar la idoneidad de conducir un coche hibrido de GNC en nuestra zona de residencia.

Prueba Seat Ibiza TGI: Cambios de criterio fundamentales.

Al principio de la prueba hablamos de la apuesta optimista y decidida de Seat por este combustible, ya que en concreto ha realizado cambios importantes en sus vehículos, con variaciones notables en el criterio de utilización de gasolina y GNC.

Muchos de sus clientes, según asegura Seat, le habían trasladado la necesidad de que sus coches fueran menos híbridos. Antes, el gas natural era prácticamente un añadido. Ahora, con sus tres depósitos y hasta 13,8 kg de capacidad, y la reducción considerable del depósito de gasolina a unos escasos 9 litros, Seat ha pretendido satisfacer estas peticiones, recogida seguro entre los administradores de flotas o clientes que se mueven en grandes ciudades, en las que el suministro con ser incompleto, no es inexistente.

Seat ha aceptado el reto de aquellos clientes que prácticamente se mueven en exclusiva con gas natural, pero como vamos a ver, perjudicando a aquellos que aun estando interesados, no tienen excesivamente cerca un punto de suministro o quieren realizar viajes, para lo que los 9 litros de gasolina son bastante disuasorios.

Prueba Seat Ibiza TGI: 380 km de autonomía con gas natural

Es una pena, ya que después de la prueba del Seat Ibiza TGI nos hemos quedado bastante impresionados con su economía de utilización. En concreto hemos realizado 380 km de recorrido con una recarga y hemos rellenado con alrededor de 14 euros. Hagan los cálculos de lo que se gastarían con gasolina o incluso con gasóleo y verán que el ahorro es muy importante.

El funcionamiento del vehículo es idéntico, ya que no hay nada que nos llame la atención a excepción del par disponible, que se reduce cuando conducimos con gas natural. El par es limitado, solo 160 Nm y a cerca de 2.000 rpm, nos deja un poco vendidos cuando queremos acelerar o recuperar con energía, lo que nos obliga a subir bien el motor de régimen mediante le cambio de marchas.

La disminución de potencia debe tener algo que ver, ya que a pesar de que la marca anuncia 90 CV en este propulsor, utilizando gas natural perdemos algo de potencia, entre un 15 y un 20 por ciento- lo que seguramente puede ser también la causa de que se agrave este comportamiento digamos poco elástico.

Prueba Seat Ibiza TGI: Quizás el mejor utilitario y por supuesto el más eficiente.

Pero la verdad es que estamos ante un motor suave, con agrado de conducción, montado en un coche que para nosotros es de los mejores de su segmento, por no decir que es el mejor utilitario a todos los niveles. Tenemos una autonomía total de alrededor de 430 km reales y en el caso de que nos encontremos en zonas sin suministro de GNC, los 9 litros de gasolina solo sirven para recorrer alrededor de 100 km, con lo que en el peor de los casos podemos solucionar el problema, aunque sea a base de peregrinar por las gasolineras que encontremos a nuestro paso. Como vemos el problema no es en sí la autonomía, defendible en el conjunto, sino la ausencia de surtidores en los que repostar GNC.

Desde luego, y si nos dan a elegir me quedo con el gas natural comprimido, a pesar de todos estos inconvenientes. La superioridad de los híbridos de gas, frente a los híbridos de gasolina y eléctricos creemos que es notable. Más sencillos técnicamente, ganan a los híbridos tradicionales por la inexistencia de problemas con las baterías, sobre todo qué hacer con ellas despùes de que agote su vida util.

Los motores alimentados de GNC tienen una mayor sencillez técnica e incluso, como ya hemos comentado, disfrutan de una  enorme economía de utilización, ya que superan a los de gasolina, a los diésel, a los alimentados con GLP e incluso los híbridos, que precisamente en carretera sufren para conseguir buenos consumos.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 999 cm3

Tipo de combustible: Gasolina y gas natural

Potencia: 90 CV a 6.000 rpm

Par máximo: 160 Nm de 1.900 a 3.500 rpm

Cambio: Manual de 6 relaciones

Neumáticos: 185/65 R 15

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.275 kg

Depósito de combustible: 9 litros gasolina 13,8 kg gas

Largo/Ancho/Alto: 4.059/1.780/1.444  mm

Vía delantera/trasera: 1.525/1.505 mm

Distancia entre ejes: 2.564 mm

Capacidad del maletero: 262 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 180 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 12,1 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 3,3 l/100 km

Emisiones: 92 gr CO2/km

PRECIO: 20.980  euros

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here