Compartir

Partir de la base de un vehículo comercial no ha servido para que el Rifter no pueda presumir de otros argumentos.

El peugeot Rifter destaca por su capacidad de carga, su estilo y su forma de expresarse. Todo esto le convierte en un vehículo ideal para el día a día, pero también para unos fines de semana o vacaciones, en los que podremos viajar prácticamente con todo.

Solo con observar sus trazos ya se intuye que este diseño no acompaña a sus líneas generales. En otras palabras, los adornos  y el estilo plasmado en la carrocería del Rifter no dejan lugar a dudas de que su personalidad está en cargar cosas destinadas a nuestro ocio y llevarnos a los lugares en donde practicarlo.

El nuevo Peugeot Rifter está disponible en configuraciones de 5 o 7 plazas, en longitudes Standard y Long y una serie de elementos prácticos y de confort que le colocan como competencia directa de un monovolumen. Mide 4.403 mm o 4.753 mm de longitud respectivamente en estas dos versiones de carrocería.

Es un modelo polivalente, que incluso se atreve con las pistas deslizantes gracias a su sistema de tracción Advanced Grip Control, lo que unido al Hill Assist Descent Control  nos permitirá mantener velocidades muy bajas en bajadas muy pronunciadas con solo activar un botón.

Hemos hablado de comportamiento off road, pero también en asfalto la marca lo presenta como un vehículo muy eficiente, confortable y seguro, incluyendo el valorado Peugeot i-Cockpit . Su maletero parte desde los 775 litros y podría llegar a los 4.000 eliminando todas las plazas y en la versión Long.

Su gama de motores es bastante generosa, con uno de gasolina de 110 CV y tres diésel con 75, 99 y 131 CV. Por supuesto existe la posibilidad de pedir un cambio automático con convertidor de par de 8 relaciones, que deberá ir unido al diésel de 131 CV.

Motor de gasolina de 130 CV y cambio automático

Se anuncia en este sentido que una próxima versión de gasolina de 130 CV también tendrá como opción la monta de este cambio automático. El Peugeot Rifter tiene cuatro niveles de equipamiento Acces, Active, Allure y GT Line y en los más altos de gama, el equipamiento es prácticamente el de un turismo convencional en todos los sentidos. Su precio es de 17.800 euros de base y pueden llegar hasta los 24.640 euros de la versión GT Line BlueHDI de 130 CV con el cambio automático.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here