Compartir

Si tenemos pensado visitar el sur de Portugal, Sagres y el cabo de San Vicente son lugares casi obligados.

Desde la Fortaleza de Sagres

Para llegar a Sagres y al Faro de San Vicente desde Porto Covo bajamos por la costa, por la N120 y entramos en la comarca del Algarve por Odeceixe. Casi por casualidad buscamos la playa y nos encontramos con una zona de aparcamiento prohibida a la pernocta de autocaravanas. https://goo.gl/maps/AzEy7Pvd7sT4HR1H9 . Pero desde el Parking se ve claramente una zona al otro lado de la ría que transcurre por detrás de la playa, en la que están aparcadas varias autocaravanas.

Por una pista de tierra

Hay que recorrer alrededor de 300 m en línea recta, pero debemos dar una enorme vuelta de aproximadamente 5 km para llegar por una carretera estrecha que termine en alrededor de 2 km de pista en no muy buen estado por las lluvias. Circulamos despacio para no correr riesgos, pero al final merece la pena el lugar. Una explanada amplia, desde la que no se puede llegar a la playa, a no ser que nos metamos en la ría, pero con unas vistas sensacionales.

Fortaleza de Sagres

Decidimos no quedarnos a dormir, pero la realidad es que ese lugar queda apuntado con mayúsculas en nuestra memoria para un posible regreso. Además después hemos confirmado que justamente en esa playa de Odeceixe se registran las mejores puestas de sol de todo Portugal. El lugar no tiene pérdida.

Playa de Odeceixe, un lugar para dedicarle un tiempo

Desde el pueblo de Odeceixe se va por la Variante 19 de Abril hasta la playa y después se regresa por el mismo camino y después de pasar por un puente sobre  el rio Ribeira de Seixe tiramos a la izquierda para llegar  a  Sao Tetonio – N 37.441114 – W -8.795126  https://goo.gl/maps/MCyF6PcRqbVziL9r7 Este rio separa los distritos de Baja y Faro.

Iglesia de Nuestra Señora de Gracia
Pasar por la fortaleza de Sagres es casi obligado.

Ya en pleno Algarve decidimos continuar hasta Sagres, en donde se nos anuncia un amplísimo parking utilizado para visitar la fortaleza de Sagres y en el  que no hay limitaciones. Llegamos y pernoctamos para muy pronto por la mañana visitar la enorme fortaleza.

Esta, junto al puerto de Lagos, fueros los centros de tráfico de esclavos que entraban en Europa, aunque también tienen fama de haber sido uno de los lugares en donde se formaban los mejores marinos Lusos y desde donde zarpaban buena parte de los descubridores y exploradores Portugueses.

Desde la Fortaleza de Sagres

En la fortaleza, que encierra una enorme superficie de terreno, se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de Gracia y otras construcciones más modernas.  Hay que destacar los acantilados que bordean todo su perímetro. También merece la pena dedicarle unos minutos a la playa de la Mareta o a la playa del Tonel, justo a la derecha e izquierda de la fortaleza de Sagres.

Cabo de San Vicente

No se puede dejar pasar la visita al Cabo de San Vicente, el lugar más al suroeste de Portugal. Situado también  al borde de unos impresionantes acantilados, el conjunto tiene más de interés geográfico que como zona de paseo. Nos permite presumir de haber estado en donde termina el Continente Europeo. Entre Sagres y el Faro de San Vicente se puede hacer una parada en la Fortaleza de Beliche y en su playa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here