Compartir

El Audi Q3 Sportback no es un concepto nuevo. Mercedes y BMW ya lo han trabajado hasta la saciedad. Audi también ha realizado alguna incursión, pero ahora entra de lleno, desarrollando una versión coupé sobre el SUV compacto Q3.

Los cambios son sobre todo a nivel estético. Con una enorme presencia de detalles deportivos, el Q3 Sportback centra su personalidad en la zaga. Esta toma una mayor inclinación lo que limita un poco la capacidad de carga.

Tanto el frontal como los laterales o la zaga toman en parte los detalles de las versiones S-Line del Q3. Por ejemplo, la rejilla delantera acabada en negro. Es ligeramente más largo que el Q3, con 4,50 m de longitud, 1,84 m de anchura y 1,56 m de altura. En el interior ofrece la posibilidad de desplazar la banqueta posterior 13 mm. Su maletero entonces puede fluctuar desde unos mínimos 530 litos, hasta un máximo de 1.400 sin la segunda fila de asientos.

Cuando sea lanzado, el Audi Q3 Sportback estará disponible con un motor de gasolina de 230 CV y otro diésel de 150 CV.  A lo largo del próximo año llegará también un diésel más potente y otro motor de gasolina más accesible que contará con el sistema Mild Hybrid de 48 v.

Para remarcar su deportividad, el nuevo Audi Q3 Sportback ha desarrollado un sistema de suspensión que nos permitirá circular por asfalto, pero también salirnos a pistas o caminos no tan accesibles. Dispone de dirección progresiva de serie, que varía la relación de desmultiplicación para conseguir una mayor agilidad en todo tipo de trazados.

Además, el sistema Audi drive select nos permite elegir entre seis perfiles de funcionamiento diferente para mejorar su comportamiento. Puede incluir opcionalmente el sistema de control de descensos. Por supuesto, según motorizaciones llevará la tracción quetro de serie.

Como es habitual, en las primeras líneas de la información suministrada por el fabricante, se hace referencia a las bondades y lo avanzado del mundo digital que nos podemos encontrar en el Audi Q3 Sportback con una pantalla de 10,25 pulgadas desde el equipamiento básico.

Virtual Cockpit con pantalla mayor

También se puede elegir el Audi virtual cockpit que incluye una pantalla de 12,3 pulgadas. En ella se representa de tres formas distintas la información. Todo este conjunto de elementos de comunicación pueden controlarse mediante mensajes de voz, incluido los destinos y funciones del navegador. Los precios en Alemania parten de los 40.200 euros para el 35 TDI S tronic, pasando a los 46.200 para el más prestacional 45 TFSI quattro S tronic. Llegara el próximo otoño.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here