Compartir


El Ford Puma fue un vehículo de corte deportivo, de recortado tamaño y potencia, que se ofreció durante poco tiempo y que no tuvo ni tan siquiera una segunda generación debido claramente a su escaso éxito comercial.

El Ford Puma utiliza un nombre conocido. Sin embargo esta denominación había quedado en los archivos de la marca y ahora, cuando se trata de crear un coche diferente, en parte como lo era el primer vehículo que estreno esta denominación, lo resucita y lo aplica a un SUV con indudable personalidad.

Ford ya tiene en este segmento un modelo tradicional y emblemático, como es el Ecosport, por lo que la marca huye de inscribirlo en el mismo segmento, hablando siempre de un nuevo crossover de inspiración SUV. Dejando a un lado todas estas consideraciones, que al final serán realmente juzgadas por el mercado, la verdad es que el nuevo Puma ofrece interesantes innovaciones de tipo práctico.

Compacto y estilizado

El nuevo Ford Puma mide 4,19 m de longitud y se apoya en la misma plataforma que el nuevo Fiesta, pero tiene una mayor altura libre al suelo, 30 mm más, en total esta se sitúa en 167 mm, elevándose más la posición del conductor 60 mm para cumplir con uno de los aspectos que más se valora entre todos estos imitadores de vehículos todoterreno.. Lo que destaca y mucho es su maletero. La marca anuncia unos generosos 456 litros de capacidad, pero hay más, ya que presenta algunos aspectos innovadores. Con la bandeja inferior del maletero en la posición más alta se crea una superficie plana cuando abatimos la segunda fila de asientos.

Esta bandeja puede retirarse, consiguiendo la máxima capacidad de carga, pero también una cota de altura muy generosa, que permite cargar objetos bastante voluminosos. Por último, el maletero tiene un tapon de desagüe que permite limpiarlo directamente con la manguera. Esas nuevas posibilidades de limpieza extrema se complementan con una tapicería desmontable, por lo que la verdadera utilidad de un SUV se ve realzada.

Motores conocidos de tres cilindros.

Los motores de gasolina se poyan también en las mecánicas tradicionales del Fiesta. El motor EcoBoost de tres cilindros se ofrece con 125 y 155 CV apoyados además en un sistema micro híbrido compuesto por una batería de 48 v, un arrancador generador que sustituye al alternador convencional y al motor de arranque y que también en determinadas situaciones apoya con su par al motor convencional de gasolina.

El motor de 125 CV también se ofrece sin este sistema de ayuda eléctrica. Estos tres motores se combinan con cajas de cambio de 6 relaciones. Para bien entrado el 2020 se ofrecerá una caja de cambios automática de doble embrague y una versión diésel de 120 CV con cambio manual. Otra de las características técnicas importantes que permiten mejorar el consumo de combustible es la incorporación a estos pequeños motores de un sistema de desactivación de cilindros.

El nuevo Ford Puma estará disponible a principios de 2020 con los acabados típicos de la marca: Titanium, ST Line y ST Line X con un importante paquete de sistemas de seguridad que incluirán en las versiones automáticas el control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril y reconocimiento de señales entre otros.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here