Compartir

La segunda generación del Kadjar no varia mucho sus formas ni su estilo, pero modifica su tecnología con la presencia, por ejemplo, de un nuevo motor de gasolina.

El Renault Kadjar es el Suv compacto de la marca, que precisamente se apoya y comparte tecnología con Nissan, clonando algunos detalles del exitoso Nissan Qashqai, el líder de los SUV año tras año.

Esta nueva edición del Kadjar intenta seguir más fielmente los rasgos y la imagen de la marca y, sobre todo, pretende dar un paso hacia delante aplicando nuevas tecnologías de seguridad, utilizando al mismo tiempo un nuevo propulsor de gasolina desarrollado junto a Mercedes, que le permite situarse perfectamente en el escalón de las versiones de gasolina de potencia media.

Prueba Renault Kadjar: nuevo motor de 1,3 litros desarrollado junto a Mercedes

El motor es un 1,3 litros de cuatro cilindros, que proporciona 140 CV. Lo que pretende con su especial sobrealimentación es que el par se entregue desde lo más abajo posible. La cifra de 240 Nm es elevada para un motor de esta cilindrada, pero no excesivamente notable en términos absolutos, pero la entrega a partir de 1,600 rpm, define muy bien su personalidad, muy parecida a la de la familia de motores TSI del grupo Volkswagen, que tan buenos resultados proporcionan a nivel de consumos.

La verdad es que durante la prueba nos ha mostrado justamente todas estas virtudes. Salvo cuando lo llevamos en la posición ECO, en la que se prima el consumo, el comportamiento del propulsor es excelente. Empuja desde muy abajo, y nos hace sentir incluso que llevamos más potencia que esos 140 CV, sobre todo si pensamos en el peso que arrastramos. Además podemos mantener las marchas, con lo que la conducción de esta versión manual no se convierte en un ir y venir a la palanca de cambios. Hemos conseguido un consumo de 6,8 litros en toda situación, lo que nos parece muy buena cifra, teniendo en cuenta las características del Renault Kadjar.

Prueba Renault Kadjar: mejoras en el manejo del cambio

Sin embargo, este Renault Kadjar manual nos ha mostrado alguno de sus inconvenientes o defectos, como un embrague ligeramente duro y sobre todo un cambio también algo rudo y poco preciso.

En el interior se nota la buena presentación que preside todos los rincones. Plásticos de calidad, buena tapicería de asientos, aunque los bordes de plástico pensamos que sobran, lo que no ensombrece su buena eficacia, ya que recogen y son muy cómodos. Además disfrutamos de una generosa habitabilidad, incluidas unas plazas posteriores con muy buen espacio para las piernas y un maletero de 472 litros, lo que no esta mal, aunque no sea excepcional.

El Renault Kadjar es un coche muy cómodo, aunque la monta de neumáticos Cross Climate eleve el ruido de rodadura. Dentro del segmento de las marcas generalistas, que juegan en un terreno en el que el precio es un aspecto fundamental, el Kadjar esta muy bien situado. No es líder en su terreno, la competencia es terrible, pero obtiene una nota media bastante elevada gracias a unos planteamientos muy homogéneos en todos los apartados.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.330 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 140 CV a 4.500 rpm

Par máximo: 240 Nm a 1.600 rpm

Cambio: Manual de 6 relaciones

Neumáticos: 215/60 R 17

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.442 kg

Depósito de combustible: 51 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.489/1.836/1.607 mm

Vía delantera/trasera: 1.556/1.542 mm

Distancia entre ejes: 2.646 mm

Capacidad del maletero: 472 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 203 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,4 s

Consumos Combinado/Velocidad media/Velocidad alta: 6,6/6,5/5,7 l/100 km

Emisiones: 134 gr CO2/km

PRECIO: 27.460

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here