Compartir

El Hyundai i10 se encuadra dentro del segmento de los vehículos utilitarios, lo que significa que se sitúa por definición en el segundo segmento más demandado del mercado, por detrás del de los SUV compactos.

El Hyundai i10 es un ciudadano interesante. Los cambios en el mercado son continuos y difícilmente predecibles. Los coches eléctricos, las limitaciones al uso de los motores térmicos, o simplemente el precio actual del automóvil parece que en cierto modo relanza un segmento que hasta ahora se mantenía un tanto congelado.

Cambia las proporciones

Esta nueva generación centra sus avances en lo que se refiere a la utilización de los nuevos sistemas de seguridad, aunque sin dejar de lado otros aspectos puramente lúdicos y de confort. En el exterior la carrocería es muy moderna y atractiva. Cambia los esquemas de la anterior generación, ya que es 20 mm más bajo y 20 mm más ancho. Mide 3,6 m de longitud, 1,68 cm de anchura y 1,48 m de altura con una distancia entre ejes de 3,42 m.

En su interior destaca la apuesta por la calidad de materiales y, como no, por el diseño moderno. Está disponible, según mercados, con cuatro o cinco plazas. Su maletero tiene una capacidad de 252 litros y las habituales posibilidades de ser modificado según las necesidades de espacio, recogiendo la banqueta posterior.

Técnicamente, de momento, el único motor que utiliza es un limitado 1.0 de 67 CV, aunque está previsto también para muy pronto un cuatro cilindros de 84 CV, más indicado para un vehículo que también tiene argumentos como para realizar algún que otro viaje. La transmisión es manual de cinco relaciones o automática pilotada, disponibles en ambos motores. Llegará en el verano de 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here